Compartir
Publicidad
Publicidad

El 30% de niños menores de 5 años padecen trastornos del sueño

El 30% de niños menores de 5 años padecen trastornos del sueño
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchas familias, lo de "dormir como un bebé" no significa lo que conocemos por esa frase hecha... Dormir bien es síntoma de salud, y la buena salud favorece el dormir bien. Por ello son preocupantes los datos que aseguran que cerca del 30% de los niños menores de 5 años tiene problemas y alteraciones del sueño, motivadas, entre otros factores, por la obesidad, el estrés familiar o las disfunciones escolares.

Así se dio a conocer en el pasado Congreso de la Sociedad Nacional de Pedriatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria, celebrado en Tenerife (España) en el taller "El sueño y sus trastornos. Un problema de salud pública", que pretendía dar a conocer esta patología como problema sanitario de primer orden.

Y es que los problemas de sueño en la infancia, como hemos visto en alguna ocasión, pueden acarrear secuelas importantes, enfermedades o problemas tanto cognitivos como de conducta, de aprendizaje o familiares.

Así que no se ha de obviar este trastorno, que puede manifestarse de distintas maneras en los niños, como el insomnio pediátrico, el sonambulismo, hablar durante el sueño, las pesadillas, el síndrome de piernas inquietas... Y, por supuesto, acudir al especialista cuando sea necesario.

Otro tipo de trastornos son las alteraciones del ritmo circadiano, cuando se tiene el reloj biológico fuera de hora (por ejemplo, pasarse la noche pegado a la televisión o al ordenador), de manera que se inicia el sueño demasiado pronto o demasiado tarde. Y la apnea obstructiva del sueño es un proceso presente en el 2-3% de los niños, que consiste en la dificultad respiratoria que durante algunos segundos interrumpe la respiración.

Ayer mismo hablábamos de los efectos negativos que el excesivo uso de la tele o el ordenador puede tener en los más pequeños, y también cuando hablamos del sueño. Especialmente, cuando en la habitación del niño existe uno de estos aparatos (o los dos en el peor de los casos) que pueden usar por la noche. Los trastornos que podrían derivarse, aparte de mermar la cantidad y calidad del sueño (también en el futuro, de adultos), podrían ser alteraciones del aprendizaje referidas a la memoria.

Finalmente, también alertan de que la obesidad, esa nueva plaga en la población infantil del mundo desarrollado, también está relacionada con la disminución de las horas de sueño.

Vía | Abc Más información | Sepeap En Bebés y más | Bebés estresados, El déficit de sueño en la infancia aumenta el riesgo de problemas físicos y mentales, ¿Cuándo es necesario acudir a un especialista en sueño infantil?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos