Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Pegado todo el día a los videojuegos? Algunas opciones diferentes

¿Pegado todo el día a los videojuegos? Algunas opciones diferentes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez me sorprende menos, aunque me siga pareciendo adecuado, ver a niños cada vez más pequeños con la cara pegada a los videojuegos. Por ello vamos a ver algunas opciones que podemos ofrecerles antes de que caigan en las garras de estos aparatitos, que aunque pueden entretenerles por un ratito, no son beneficiosos para su desarrollo si se emplean con adicción.

Eso sí, son consejos que necesitan de nuestra acción, y es que nuestra compañía siempre será mejor que la del videojuego, y aunque muchas veces hoy día resulte difícil dedicar mucho tiempo a los pequeños, seguro que éste será el más valioso de nuestros tiempos al disfrutarlo con ellos y enseñarles a divertirse y a crecer como personas.

  • La más estupenda de las opciones, jugar al aire libre. Podemos incluirmos en sus juegos o iniciarlos para que disfruten ellos solos de juegos tradicionales como la comba, el escondite, el tello... o de otros juegos divertidos y originales que se les ocurran. Una buena merienda, original, que se salga un poco del día a día, puede ayudarles a dar ese paso de modo divertido.

  • Leamos con ellos. Compartir momentos de lectura, ya sea de tebeos o de pequeños cuentos ilustrados, hará que se dejen llevar por su imaginación y disfruten de historias divertidas y originales.

  • También podemos animarles a crear manualidades, aunque nunca hayamos sido expertos en ello, en la red podemos encontrar muchas fáciles y prácticas ideas para compartir con los niños. Lo hacen en el cole, y les encanta, ¿cómo no les va a gustar colorear, recortar, pegar, decorar... en casa con nosotros? Aquí podéis encontrar unas ideas.
  • Darles compañía, caharlar con ellos, que no estén solos: si no podemos nosotros, o necesitamos un tiempo, la compañía de otro adulto, de los abuelos, de los primos, de los amigos... pueden ofrecer alternativas a los videojuegos.
  • Dejar que nos ayuden en las tareas domésticas. Ese trabajo casero para el que precisamente nos dan un respiro si están entretenidos, muchas veces con el vídeojuego, puede convertirse en nuestro aliado. Nos pueden ayudar con tareas sencillas, y a ellos les encanta sentirse útiles de este modo imitando a los mayores.
  • Enseñarles que en Internet existen muchas opciones diferentes a los juegos. Para ello en Bebés y más siempre os damos ideas de páginas web educativas y entretenidas en las que pueden desde leer o crear sus cuentos a colorear o aprender matemáticas de modo divertido.
  • A la hora del juego, presentarles varias opciones: no sólo existe el mundo del vídeojuego: otros juguetes y juegos tradicionales o modernos pueden captar su atención y ayudarles a entretenerse, divertirse y aprender. Sólo necesitan saber que existen.
  • También a la hora del ocio en general, presentarles varias opciones: desde la práctica de un deporte hasta una visita cultural pueden resultar muy agradables.
  • Compartir con ellos los momentos de televisión. Todos los pequeños tienen sus programas favoritos, que les encandilan, hay que disfrutarlos con ellos para que no se sientan solos y busquen "refugio" en otra cajita, la del videojuego. Pero cuidado, no vayamos a caer en la misma adicción que con los videojuegos: el tiempo de tele también tiene que ser selectivo y limitado.
  • Dejar que, en determinadas ocasiones, sean ellos los que elijan sus juguetes. Seguro que hay algo que les llame la atención en la juguetería, no tienen por qué ser electrónico y será su propia elección: ¡tienen que sacarle partido!
  • Si al final van a jugar al videojuego, hay que controlar el tiempo que lo hacen y poner límites, hacerles ver que no están solos con el aparatito y por supuesto pedir a amigos y familiares que no regalen nuevos juegos para este tipo de entretenimiento. Nadie mejor que los padres para considerar cuándo debe llegar y cuál debe ser el nuevo juego.

En cualquier caso, como siempre el uso de los vídeojuegos no tiene por qué ser perjudicial si se emplean con moderación, en tiempos limitados y por supuesto se trata de juegos adecuados a la edad del niño o niña. Por ello no debemos olvidar el decálogo para una compra responsable de los videojuegos.

Más información | Consumer Más información | CBN En Bebés y más | Jugar al aire libre, bueno, bonitu y barato En Bebés y más | Videojuegos: Decálogo para una compra responsable e informada En Bebés y más | Decálogo para un consumo racional en el cuidado y educación de los hijos En Bebés y más | La Unión Europea regulará la clasificación efectiva de videojuegos En Bebés y más | Niños adictos a los vídeojuegos En Bebés y más | La Comisión Europea revisará los mecanismos de control de juguetes En Bebés y más | Los niños empiezan a jugar con aparatos electrónicos cada vez más temprano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos