Síguenos

reflejo_moro.jpg

El reflejo de Moro permanece en tu bebé desde su nacimiento hasta los 3 o 4 primeros meses y se produce cuando de forma brusca dejas caer la cabeza del bebé y él abre los brazos al mismo tiempo que vuelve los pies hacia adentro, acabando como norma general en un llanto.

No llora porque haya sentido dolor alguno, sino que este llanto se produce por la sorpresa o susto que le provoca el movimiento rápido. Este es un reflejo que suele comprobar el pediatra tras el nacimiento.

La ausencia de este reflejo primitivo en el bebé, es anormal, y también es anormal que este reflejo esté presente en un bebé que supere los cuatro meses. La ausencia de este acto, sugiere la posibilidad de algún daño del sistema nervioso central pero recuerda que este reflejo no lo deben verificar los padres, para eso está el especialista.

Más información | MedicinePlus

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios