Sigue a

diarrea

Como os comentaba ayer, la diarrea es un trastorno muy frecuente entre los niños, especialmente entre los menores de 2 años. También os comentaba qué hacer en caso de que el niño padezca diarrea aguda, es decir un aumento en la frecuencia de las deposiciones de consistencia líquida o pastosa con una duración de menos de dos o a lo sumo tres semanas y debida a una infección (virus, bacterias o parásitos). Luego ya se habla de diarrea crónica y los motivos puede ser variados.

Cuando se presenta un cuadro de diarrea lo principal es rehidratar el niño y vigilar el estado general del pequeño y de las heces. Ya hablamos ayer en detalle sobre esto.

Un vez que se haya corregido la deshidratación, hay que comenzar a reintroducir de forma gradual la alimentación. Al contrario de lo que suele creerse, el ayuno no ayuda a que la diarrea se cure más rápido. Al contrario, una alimentación adecuada ayuda a reducir la duración de la diarrea.

Se recomienda ofrecer al niño pequeñas cantidad de comida más veces al día, sobre todo si la diarrea va acompaña de vómitos. Por su parte, no conviene introducir alimentos nuevos en la dieta del niño mientras dure la diarrea.

No cualquier alimento es indicado para un niño con diarrea. Hay alimentos más adecuados para tratarla y otros que debemos evitar.

Dieta recomendada:

En el caso de bebés lactantes: no se recomienda suspender la lactancia materna, por el contrario, los bebés alimentados con leche materna a demanda se curan más rápido que los que sólo reciben suero oral.

En el caso de que el bebé tome leche de fórmula, es preferible consultar al pediatra cuál recomienda. En algunos casos se recomiendan fórmulas sin lactosa, pero esto debe decidirlo el médico. En cualquier caso, no se recomienda suspender la leche en los bebés.

Debe continuar dándose alimentos de bajo contenido en grasa y cereales como el arroz, el trigo, el pan, carnes sin grasa como el pollo y el pescado, verduras como papa y zanahoria, y los yogures. Todos estos alimentos deben mantenerse. Se puede preparar, por ejemplo, una papilla con agua, zanahoria, pechuga de pollo y arroz, o una papilla de cereales con harina de arroz o maicena. Para la merienda papilla de frutas con plátano y manzana.

Dieta no recomendada

No se recomienda: las frutas y verduras crudas, las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, lechugas), las bebidas azucaradas como refrescos de cola o zumos, los frutos secos, las carnes y pescados muy grasos, las salas, los caramelos y los chocolates.

Más información | Diagnóstico, Aeped
En Bebés y más | Diarrea: qué hacer, Para la gastroenteritis: rehidratación oral

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario