Sigue a

cortar_unyas.jpg

Los bebés, al nacer, tienen las uñas cortas y blandas, generalmente no sobresalen del borde del dedo, pero a partir de los 15 o 20 días ya le han crecido y hay que empezar a cortárselas.

Debemos cuidar y mantener sus uñas limpias, es un riesgo que tenga las uñas largas o mal cortadas, puede arañarse la carita e incluso los ojitos.

Cortar las uñas a tu bebé es una tarea complicada, a veces cuesta distinguir las finas uñas que están muy pegadas a los dedos, además el bebé no controla sus movimientos, y resultará costoso mantenerle las manos o los pies quietos.

Se deben utilizar tijeras o cortauñas especiales para bebés, con puntas redondeadas, además de las limas especiales, para dejarlas regulares y no comporten peligro.

El mejor momento para cortárselas es después del baño, pues estarán más blanditas y él estará más relajado, o cuando esté dormido, limpiándole después las manitas o los pies con una gasa.

Las uñas de los bebés crecen con rapidez, las de las manos se recomienda cortarlas una vez por semana, en cambio las de los pies crecen más lentamente, por lo que se pueden cortar una vez al mes o cada dos meses, según el crecimiento que observemos en sus uñas.

También se debe observar el color de las uñas, el color normal es rosado y quizá se perciba el semicírculo blanco en su base, si denotas otro tono en el color de las uñas de tu bebé, si ves que una uña se le clava en la piel o signos de infección, consulta inmediatamente con el pediatra.

Más información | mibebe-nestlé

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario