Sigue a Bebesymas

Calendario Vacunas 2014

En Enero, como cada año, la Asociación Española de Pediatría publica el calendario de vacunas consensuado para el año en curso con la intención y el deseo de que todas las comunidades autónomas se acojan a él y se acabe de una vez la diferencia (absurda) de criterios entre ellas, que hace que haya 19 calendarios diferentes.

Como ya se ha publicado el calendario de vacunas para el año 2014, actualizado con las últimas recomendaciones, pasamos a continuación a explicaros cuáles son las principales novedades y diferencias con respecto al año pasado.

Calendario vacunas 2014

  • Se insiste en la recomendación de administrar la primera dosis de la vacuna triple vírica (TV), de sarampión, rubéola y parotiditis a los 12 meses de edad. De igual modo, se recomienda la administración a esta edad de la vacuna de la varicela (ya sabéis que la Asociación Española de Pediatría es contraria a su retirada e insiste en que es recomendable ponerla a los doce meses).
  • La segunda dosis de las vacunas TV y Varicela se recomiendan entre los 2 y 3 años, siendo de preferencia los 2 años, con el fin de lograr una buena vacunación antes (hasta hace no mucho la segunda dosis se administraba a los 4 años) y evitar brotes de sarampión, sobre todo.
  • La pauta de vacunación frente al meningococo C, que hasta ahora se administraba a los 2, 6 y 15 meses, se establece administrando la primera dosis a los 2 meses, la segunda a los 12 meses y la tercera a los 12 años de edad, puesto que se ha visto que los niños vacunados en la adolescencia tienen protección por más tiempo que los vacunados de pequeños.
  • Administrar a los 11-12 años la quinta dosis de la vacuna combinada del tétanos y difteria (que antes se administraba a los 13-14), pero utilizando la vacuna que lleva también tosferina. En los últimos años se han documentado varios brotes de tosferina en nuestro país y, ante esta situación, se ha establecido la necesidad de vacunar de tosferina, ya no solo a los 2, 4, 6, 18 meses y 4 a 6 años, sino también a los 11-12 años. La razón es que la inmunidad de la tosferina con las vacunas tiene una duración limitada.
  • Se recomienda la vacuna frente al meningococo B para controlar brotes epidémicos (es el causante del 71,4% de casos de meningitis) y para ello insta al Ministerio a que permita la comercialización libre de la vacuna en las farmacias (de momento la vacuna existe, pero no se permite su comercialización).

El resto es igual a lo que ya se sugirió el año pasado y, sinceramente, tengo serias dudas de que las diferentes comunidades vayan a ponerse de acuerdo, porque de la recomendación de administrar la segunda dosis de la TV a los 2-3 años, por poner un ejemplo, hace ya un año, y en Cataluña, o al menos en mi ciudad, se administra a los 4 años.

Pero la diferencia ya no es sólo esa. En mi ciudad unos Centros de Atención Primaria dependen de un Hospital y otros dependen de otro (son empresas diferentes). Pues bien, nosotros, en el centro en que trabajo, administramos la vacuna Tdpa (la del tétanos de los 4 a 6 años) a los 5 años, al considerar que sería beneficioso para el control de brotes de tosferina, y los centros que dependen del otro hospital la administran a los 6 años.

De igual modo, llegan a nuestro centro recién nacidos de otras comunidades autónomas con la vacuna de la hepatitis B administrada nada más nacer, por protocolo y sin que la madre sea portadora del virus (serologías negativas) y aquí, en ese supuesto, no la administramos hasta los 2 meses.

Que no es que sea incorrecto, porque en la explicación del calendario actual se dan varias opciones, pero es raro que todos lo hagamos diferente y, lo que es peor, induce al error, ya que los profesionales tienen que estudiar previamente el calendario de los niños que vienen de otros centros para determinar exactamente cuáles lleva y cuáles no cuando, si todos fuéramos a la par, sería mucho más fácil. Cuantos niños han acabado llevando alguna dosis de más, o alguna dosis de menos, porque no lleva una vacuna que debería llevar (y se da por sentado que la lleva) o porque ya lleva alguna que no suelen llevar por edad.

La culpa es del profesional, claro, que debe velar por que eso no suceda. Sin embargo cada vez hay más presión asistencial, estamos menos para los mismos pacientes (o más) y lo interesante en este sentido es tratar de minimizar los errores desde arriba, es decir, facilitando las cosas a las enfermeras para que no tengan que andar haciendo un estudio particular de cada carnet de vacunas.

Más información | Anales de Pediatría
En Bebés y más | Calendario de vacunaciones para 2013: novedades, 19 calendarios vacunales diferentes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario