Sigue a Bebesymas

utero

El útero o matriz es el órgano de la gestación y el mayor de los órganos del aparato reproductor femenino de la mayoría de los mamíferos, incluyendo las mujeres. Además, si cumple su función de acoger al feto hasta el final del embarazo, el útero aumenta considerablemente su tamaño.

Es un órgano muscular, hueco, en forma de pera, extraperitoneal, situado en la pelvis mayor de la mujer, entre la vagina y las trompas de Falopio.

En las mujeres que están en edad fértil los ovarios producen la hormona estrógeno al comienzo del ciclo menstrual. El estrógeno ayuda a preparar el recubrimiento del útero (llamado endometrio) para un embarazo. Cuando el útero está listo, uno de los ovarios libera un óvulo que baja por la trompa de Falopio, donde espera la posible fecundación.

Si la mujer queda embarazada, el óvulo ya fecundado se mueve hasta el útero, donde se adhiere al endometrio. Si no queda embarazada, el endometrio y el óvulo no fecundado se eliminan a través de la vagina durante la siguiente regla de la mujer.

Problemas que afectan al útero

Algunos de los problemas que pueden afectar al útero son:

  • Masas no cancerosas en el útero, llamadas miomas uterinos, fibromas o fibroides, que pueden causar dolor y sangrado, así como complicaciones en el embarazo. Están formados por células musculares y otros tejidos que crecen en la pared del útero y alrededor de ésta. Son los tumores no cancerosos más frecuentes en las mujeres en edad fértil. Esta masa que se instala en el útero puede tener desde un centímetro de diámetro hasta un par de kilos de peso, ser uno solo o existir varios, y en ocasiones no provocan ningún síntoma, lo cual no favorece su detección. En caso de que sí lo hagan, suelen consistir en pesadez debajo del vientre y dolor en la zona pélvica, hemorragias vaginales sin motivo aparente, molestias en la micción y durante la práctica del acto sexual, y aumento anormal del abdomen.
  • La endometriosis, en la que el tejido de recubrimiento del útero (endometrio) crece fuera de éste, y afecta a otras zonas del organismo (ovarios, trompas de Falopio, el intestino grueso y los ligamentos que sostienen el útero), provocando en muchos casos problemas de fertilidad. Puede provocar hemorragias anómalas, dismenorrea y dolor pélvico general.
  • En la adenomiosis, el tejido que recubre el útero crece en las paredes externas del útero. La adenomiosis es un trastorno benigno es común en mujeres que han dado a luz entre las edades de 35 y 50 años de edad. Es capaz de producir menstruaciones dolorosas (dismenorrea) o profusas (menorragia).
  • Desequilibrios hormonales que pueden causar contracciones uterinas dolorosas o periodos menstruales intensos, irregulares y dolorosos.
  • La hiperplasia endometrial es una enfermedad en la que el revestimiento del útero se hace demasiado grueso y causa sangrado anormal. Se cree que la hiperplasia es producida por demasiado estrógeno.
  • Hemorragias anormales, que pueden ser síntomas de enfermedades diversas. Si se tiene una enfermedad uterina, el primer signo puede ser una hemorragia entre las menstruaciones o después de las relaciones sexuales. Las causas de las hemorragias anormales incluyen algunos de los problemas comentados: hormonas, problemas tiroideos, fibromas, pólipos, cáncer, infecciones o embarazo.
  • El dolor pélvico sin causa aparente también puede ser indicador de algún problema en el útero.

Ante la sospecha de cualquier problema hay que acudir al médico para realizar el diagnóstico correcto e informarse particularmente de los tratamientos posibles, ya que éstos dependerán de la causa.

Sea cual sea el problema que afecta al útero, hay que tener en cuenta que cada mujer es diferente y que cada caso médico es diferente, y en muchos casos los problemas de fertilidad pueden superarse.

Más información | AHRQ, MedlinePlus
En Bebés y más | Causas más frecuentes de infertilidad, Aumento de la infertilidad en España y sus causas, La endometriosis afecta al 15% de mujeres españolas en edad fértil

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario