Sigue a Bebesymas

Trona

Más o menos modernas, más o menos grandes, de materiales muy diversos, clásicas, de diseño, portátiles… Hay casi infinitas posibilidades para estos complementos que se hacen compañeros de nuestros hijos y de la cocina de muchos hogares durante una buena temporada.

Sobre todo cuando son más pequeños, comer en la trona es lo más cómodo para todos, y hay modelos para todos los gustos. Podemos distinguir fundamentalmente estos tipos de trona:

  • Tronas con patas, que pueden ser plegables (más prácticas) o no y de distintos materiales: plástico, aluminio, madera… Suelen incluir una bandeja extraible para, más adelante, incorporar la trona sin bandeja a la mesa común, sobre todo si son regulables en altura.


  • Tronas sin patas. Dentro de esta clase encontramos 2 variedades. Modelos para incorporar a cualquier silla, como ésta reclinable y que también se las conoce como “alzabebés”. Y tronas de mesa, que se acoplan a la mesa familiar. Éstas últimas personalmente son las que menos me gustan, tal vez por la impresión que me produce que el niño quede como “suspendido” en el aire, a pesar de que los anclajes deben cumplir las normativas de seguridad.

  • Tronas convertibles: éstas tronas permiten convertirse en sillas y mesas para bebé, como tenemos en ésta de Combi. Suelen ser más pesadas y toscas, aunque mientras los niños no sean muy grandes se pueden trasladar a su habitación o estudio a modo de mini-escritorio.

Sea cual sea nuestra elección, siempre hemos de escoger modelos que cumplan las normativas de seguridad vigentes y seguir todos los requisitos para hacer una buena elección.

En Bebés y más | La elección de la trona o silla para comer
En Bebés y más | Brio Grow: nueva trona de diseño
En Bebés y más | Trona reclinable para cualquier silla
En Bebés y más | Trona elevadora autohinchable
En Bebés y más | Requisitos para elegir una trona
En Bebés y más | Noticias sobre tronas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios