Sigue a

reborn

¿Quien diría que la niña de la foto no es un bebé? Pues no lo es, se trata de un muñeco de la marca Reborn Baby que imita a la perfección la apariencia de un recién nacido.

Están realizados en vinilo, tienen pestañas, cejas y pelo natural injertado uno a uno y están pintados al detalle para imitar el tono de la piel del bebé.

Pero lo cosa no termina ahí, pues el peso es similar al de un bebé, su pecho sube y baja imitando la respiración y se pueden escuchar los latidos de su corazón. No hay uno igual a otro, cada cual tiene sus propios rasgos característicos, como si se tratara de humanos y hasta son vendidos con acta de nacimiento. Impresiona, ¿verdad?

Este tipo de muñecos han pasado a convertirse en auténticos objetos de arte y piezas codiciadas para los coleccionistas que pueden rondar entre los 450 y los 3.000 dólares.

Pero no solamente los compran los coleccionistas, también son utilizados en terapias de rehabilitación y me ha sorprendido saber que entre los compradores se encuentran muchas mujeres que han perdido un hijo.

Vía | Yahoo
Más información | Reborn Baby
En Bebés y más | Nursery: muestra de arte de bebés casi reales
En Bebés y más | Las esculturas de bebés de Camille Allen
En Bebés y más | Más bebés en miniatura de Camille Allen

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios