Síguenos

Es una práctica que ha caído en desuso, pero todavía queda algún padre romántico que alberga la idea de hacer una cuna para su bebé con sus propias manos.

Pero, aunque tuvieras tu mejor intención, ¿sabrías cómo hacerla?

Puedes inspirarte viendo algunos modelos, pero si es la primera cuna que haces, es preferible ir al modelo más sencillo.

He visto en Consumer una explicación bastante fácil sobre como fabricar una cuna, a la que habrá que agregarle una dosis de imaginación y detalles de terminación.

También en Fácil de hacer hay un paso a paso para realizar la cuna con detalles sobre cómo hacer el ensamblaje, la parte más complicada.

Lo primero que hay que saber es que se necesita una madera maciza como el pino o la haya.


Luego, que una cuna está formada por cinco partes: los dos laterales, los dos cabeceros y el somier. Y que la medida estándar es de 120×60 cm.

A partir de ahí cada cual despliega su imaginación. Otra parte fundamental en el armado del mueble es la separación entre los barrotes que debe tener exactamente la misma medida para que el trabajo quede bien terminado.

Con un poco de maña y buena intención puedes dedicarte al bricolage mientras esperas la llegada de tu bebé.

El día de mañana te dará mucha satisfacción verle dormir en la cuna que has hecho con tus propias manos.

Si ya te consideras un experto puedes echar un vistazo a estos planos (algo antiguos) para realizar una cuna de estilo colonial y una cuna colgante que ahora están tan de moda. Esta última no parece nada complicada.

Si ya has hecho alguna y quieres compartirlo con nosotros, estaremos encantados de que nos envíes tu explicación.

En Bebés y más | Moderna cuna colgante de diseño sueco
En Bebés y más | Cunas, como deben ser

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario