Sigue a

ABUSO infancia2.jpg

Siento abordar un tema tan crudo pero no podemos ni debemos eludirlo. Ayer la Asociación para la Sanación y Prevención de los Abusos Sexuales en la Infancia (ASPASI) presentó los datos del estudio sobre los abusos sexuales a menores realizado por el catedrático de Psicología Félix López y publicado en 1997.

El panorama es estremecedor. Los abusos sexuales a menores son mucho más frecuentes de lo que generalmente se piensa: una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños los sufre en España antes de cumplir los 17 años. Los datos apuntan que más de 20.000 niños son víctimas de abusos y explotación en España.

La presidenta de ASPASI, Margarita García Marqués, señaló que “el mayor aliado del abusador es el silencio” e informó que el 86% de los casos se tapan “porque, en su mayoría, la persona que abusa es cercana al ámbito familiar“.

Una víctima de abusos sexuales en la infancia, Joan Montañé, relató durante la presentación su experiencia traumática que también ha recogido en el libro “Cuando estuvimos muertos ” (Nuevos Escritores) y que ha podido superar gracias a las organizaciones que existen para ayudar a estas personas. Una de ellas es la Asociación FADA para el Asesoramiento y la Prevención de los Abusos Sexuales.

La presidenta de ASPASI incidió también en la importancia “de enseñar a los niños que el cuerpo es suyo y que nadie puede tocarles sin su permiso“.

Yo tengo 3 comentarios al respecto de todos estos datos:

  • El estudio es de 1997. Es indecente y grave que no haya estudios posteriores como también lo han denunciado las asociaciones
  • ¿Son ciertas esas cifras o son exageradas? De ser ciertas, eso significaría que todos tenemos en nuestro entorno algún niño que está sufriendo abusos
  • ¿Es suficiente con enseñar a los niños la propiedad y potestad sobre su cuerpo? Claro que no.

Esto no es un problema de niños que no saben poner límites sino de padres, familiares y sociedad que ha perdido el norte. Y somos los adultos los que necesitamos lecciones urgentes de paciencia, respeto, comprensión y amor.

No sé cuál es la solución pero un país no puede ser civilizado con una infancia tan maltratada. Y esto son sólo los datos de violencia visible, también están los de la llamada violencia invisible de los que hablaremos en el futuro.

España no será Tailandia ni Somalia pero nos queda mucho camino por recorrer para conseguir una infancia feliz y una sociedad mejor.

Vía | adn
Más información | Fundación Vicky Bernardet
En Bebés y más | Maltrato infantil, cifras escandalosas
En Bebés y más | Abusos sexuales en la infancia pueden desencadenar trastornos alimentarios en la adolescencia
En Bebés y más | El maltrato infantil es el recurso que algunos padres tienen para desahogarse del estrés laboral
En Bebés y más | Detección del maltrato infantil: más colaboración por parte de todos
En Bebés y más | Guía de la OMS para prevenir la violencia infantil
En Bebés y más | El estrés infantil podría dañar el cerebro
En Bebés y más | Todas las noticias sobre el maltrato infantil

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios