Compartir
Publicidad

La bebé más pequeña de la historia: pesó 225 gramos al nacer y su pie era prácticamente como una uña

La bebé más pequeña de la historia: pesó 225 gramos al nacer y su pie era prácticamente como una uña
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Su nombre es Emilia Grabarczyk y podría haber batido un récord a la bebé más pequeña de la historia que ha logrado sobrevivir. Cuando nació su pie era del tamaño de una uña y pesaba apenas 225 gramos, lo mismo que puede pesar una manzana de un tamaño un poco grande.

Emilia nació en Alemania hace 9 meses y ha logrado sobrevivir desafiando a la ciencia. Al nacer medía 22 centímetros y con un peso tan liviano los médicos temían que no sobreviviría. Sin embargo, la niña se ganó pronto el apodo de "la pequeña luchadora", porque logró avanzar, engordar y crecer como solo se esperaba en el mejor de los casos.

Nació en la semana 26 de embarazo

Quizás uno de los secretos de su supervivencia fuera que nació en la semana 26 de embarazo, para cuando estaba un poco más madura que muchos bebés que nacen con más peso, pero hasta un mes antes. Según leemos en DailyMail, el Dr. Bahman Gharavi, quien atendiera a la niña, explicó que era casi milagroso que siguiera adelante, sobre todo teniendo en cuenta que muchos bebés que nacen pesando casi 400 gramos no lo consiguen.

De hecho, en los primeros meses no se atrevían a ser muy positivos al respecto, porque no querían dar falsas esperanzas a los padres. Sin embargo, en las últimas semanas Emilia ha alcanzado ya un peso de 3,225 kg y la ven cada vez más fuerte.

Por qué llegó tan pronto y tan pequeña

Prematura2

A principios de la semana 26 de gestación, el Dr. Sven Schiermeier, médico jefe de obstetricia, decidió junto con los padres que debía practicarse una cesárea urgente. De no hacerse, la niña habría acabado por perder la vida en el útero, pues había un problema con la placenta y Emilia no estaba recibiendo el aporte nutritivo que necesitaba para seguir engordando y creciendo. De ese modo, su peso se quedó casi estancado en esa cifra tan bajita, de casi la tercera parte del peso que debería tener por edad gestacional.

Sus padres accedieron porque vieron claro que era la única oportunidad para la niña. Si no nacía en ese momento la perderían seguro, y de ese modo podría quizás salvarse.

Hasta la fecha, y aunque ha sido duro, la niña está progresando bien y, según explican los médicos, no hay signos de discapacidad grave. Su madre explica orgullosa que aunque ha habido días muy difíciles y muchas lágrimas, están muy felices porque Emilia les ha demostrado que quería sobrevivir.

Desde aquí queremos desear a la niña y su familia que todo les vaya muy bien en adelante.

En Bebés y más | El bebé más prematuro del mundo ha salido adelante, El bebé varón nacido con menos peso ha logrado sobrevivir, El 70% de los prematuros extremos sobrevive al menos un año

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos