Compartir
Publicidad

¿Tu hijo es agresivo? Gran parte de la culpa la tienen sus genes

¿Tu hijo es agresivo? Gran parte de la culpa la tienen sus genes
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos niños muerden, pegan y son esencialmente agresivos durante su infancia (o más agresivos que la media). Habitualmente se suele decir que cuando un niño se comporta de esa manera está copiando patrones que ha visto en casa o en la calle o está tratando de llamar la atención de sus padres porque siente que algo en su relación no va bien.

Podría ser lo primero, podría ser lo segundo, podrían ser las dos cosas, y ahora también podría sumarse a esos dos factores un tercero, que es la genética. Es decir, si tu hijo es agresivo, es posible que gran parte de la culpa la tengan sus genes.

Al menos esto es lo que han concluido investigadores de la Universidad de Montreal que han realizado un estudio con 700 parejas de gemelos idénticos y gemelos no idénticos.

Al parecer, para hacer el estudio, pidieron a las madres de los niños que calificaran los niveles de agresividad física de sus hijos (en acciones como pegar, morder, dar patadas o pelear) cuando tenían 20, 32 y 50 meses de edad. A partir de esos datos observaron los factores genéticos y los factores ambientales, es decir, el entorno, cómo se comporta la familia, etc., para saber hasta qué punto podrían afectar a la agresividad.

Los investigadores vieron que la agresividad estaba muy ligada a los factores genéticos, y en menor grado al ambiente social. De hecho, llegaron a afirmar que la agresividad física es sobre todo debida a los genes hasta la edad de 50 meses (algo más de cuatro años) y que a partir de entonces, si continuaba, estaba más ligada a factores ambientales, tales como la educación que les daban los padres, el entorno escolar, etc.

¿Será cierto?

Según dicen los investigadores, según os he contado, hasta los cuatro años parece que los niños más agresivos lo son simplemente porque han nacido así. Sin embargo, tengo mis dudas. Muchos niños son más bien agresivos de pequeños, probablemente porque no saben comunicarse de otro modo, y si no haces nada siguen comportándose del mismo modo. Sin embargo, si desvías la atención, si cambias la palmada fuerte por una caricia con el "guapo, guapo", si poco a poco vas enseñando que eso hace daño y vas diciéndole al niño eso de "no pegues, habla y cuenta qué te molesta", muchos niños logran tratar de expresarse antes de soltar la mano, pese a que el cuerpo les pida eso.

Además, si como digo, muchos niños son agresivos, movidos y "terribles" como consecuencia de que pasamos poco tiempo con ellos, jugamos poco con ellos o tratamos de educarlos con el "porque lo digo yo" y siempre de manera tajante, el cambio de actitud de los padres a una relación más cercana y cariñosa puede obrar también maravillas.

Entonces me parece un poco tardío dejar el efecto ambiental como influyente a partir de los 50 meses, porque estoy seguro de que el entorno, el ambiente y el lugar donde te crías tiene mucho que ver con lo agresivo que puedas llegar a ser antes de esa edad. Yo no sé vosotros, pero yo recuerdo que el primer año de colegio, que entré con 4 años (otros tenían aún tres) ninguno de los niños nos pegábamos. A alguno se le fue la mano alguna vez, pero eran contadísimas ocasiones comparado con lo que ahora los niños de 4 años pueden llegar a pegarse. ¿Quiere decir que ha habido un cambio genético en el paso de una generación? No, imposible. A mi modo de ver tiene que ver con que los niños de hoy en día se sienten más libres para hacer lo que quieren y, algunos, demasiado libres. Vamos, que podría haber detrás un exceso de permisividad por parte de los padres.

Otros, pues sí, otros lo harán por genética hasta que llegue el día en que el ambiente de casa obre el milagro y el niño que antes era terrible de repente se transforme en un niño mucho más cariñoso y respetuoso. Quizás por el ambiente, quizás porque ya es más racional y más capaz de entender y expresarse o quizás por las dos cosas.

En cualquier caso es interesante saber que los genes tienen mucho que decir en el carácter de nuestros hijos. Aunque esto ya lo sospechábamos muchos, ¿no? Porque ¿quién no ha dicho nunca eso de "es cabezota, como su padre", o "ha sacado el carácter de su madre"?

Vía | Medline Plus, Abstract del estudio en Cambridge Journals Online Foto | clairity en Flickr En Bebés y más | ¿Qué hago si mi hijo muerde o pega?, En Bebés y más | ¿Les enseñamos a pegar sin darnos cuenta?, El castigo es un método poco educativo, "Las consecuencias naturales no son castigos": entrevista a la psicóloga Teresa García

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos