Sigue a Bebesymas

dieta-hormona-del-embarazo

Atkins, Dukan y The Zone quedaron atrás. Ahora la nueva (y peligrosa moda) para bajar de peso es la dieta de la hormona del embarazo. Consiste en una dieta muy restringida en calorías (500 al día) complementada con una inyección de hormona HCG (gonadotropina coriónica humana), producida cuando el óvulo fecundado se adhiere a la pared uterina después de la concepción.

Se supone que pueden hacerla hombres y mujeres indistintamente, y promete no sólo una bajada rápida de peso de hasta 3 kilos por semana, sino también reducir la grasa en zonas localizadas como muslos, caderas y vientre. Las opiniones sobre esta dieta son controvertidas, porque no es oro todo lo que reluce y sus efectos pueden ser muy peligrosos.

En qué consiste la dieta de la hormona del embarazo

La dieta HCG (por las siglas hormona gonadotropina coriónica humana en inglés) fue inventada por el Dr. Albert T. Simeons en 1954, se popularizó en la década del ´70 y en los últimos años ha vuelto a cobrar fuerza como una dieta milagro capaz de reducir peso en poco tiempo.

Consiste en inyecciones que al aplicarse en las zonas más problemáticas, arrastran y metaboliza la grasa que se ha acumulado.

A su vez, cuando la hormonal HCG está activa en el sistema, se produce un sistema de liberación de grasas que suministra al cuerpo la energía que necesita para poder sobrevivir con una ingesta de apenas 500 calorías diarias, eliminando la sensación de hambre y malestar.

Cuando la mujer está embarazada, la hormona actúa sobre el hipotálamo haciendo que el organismo movilice las reservas de grasas para aportar al feto la energía que necesita para desarrollarse. Este mismo efecto se lograría con las inyecciones en zonas localizadas, aún cuando la mujer no esté embarazada. E igualmente en el hombre.

Con el furor de la nueva dieta de la hormona del embarazo, la red se ha inundando de páginas que la comercializan en forma de gotas, pastillas, cremas, aerosoles.

Sin embargo, la FDA (Food and Drug Administration) aprobó el empleo de las inyecciones como tratamiento para la infertilidad o problemas hormonales, pero no como medicación para perder peso. Cualquier otra modalidad no está aprobada y se considera ilegal.

Una dieta extremadamente restrictiva en calorías

La prescripción de consumir 500 calorías diarias es demasiado restrictiva, tened en cuenta que equivaldría a comer 100 gramos de chocolate, o una taza de café, 100 gramos de carne, una verdura y una fruta.

Para mantener un estado nutricional óptimo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda un aporte calórico de 2000 a 2500 Kcal/día para un varón adulto y de 1500 a 2000 kcal/día para las mujeres.

Por lo tanto, 500 kcal está muy por debajo de lo que podría considerarse saludable. Algunos consideran que roza la inanición o la anorexia.

Los detractores de la dieta se plantean que las inyecciones no tienen ningún efecto y que lo que realmente hace adelgazar es que la ingesta de calorías es ínfima.

Complicaciones de la dieta de la hormona del embarazo

Se pueden llegar a perder entre 12 y 15 kilos en un mes y eliminar las grasas localizadas. Visto así parece tentador, pero ya sabemos que las dietas milagro siempre esconden sus riesgos, y en este caso también puede acarrear graves complicaciones, como por ejemplo:

  • Deficiencias nutricionales
  • Formación de cálculos biliares
  • Desequilibrio de los electrolitos que hacen que músculos y nervios funcionen correctamente
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Alteración del funcionamiento de la tiroides
  • Formación de coágulos de sangre
  • Depresión
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Aumento del tamaño de las mamas
  • Incluso la FDA reportó el caso de una paciente que tuvo una embolia pulmonar

Vía | NY Times
Foto | © PhotoXpress.com, reproducida con autorización
Más información | FDA
En Bebés y más | Por qué la dieta Dukan es poco recomendable para recuperar el peso tras el parto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios