Síguenos

embarazada

Las pruebas diagnósticas son fundamentales para prevenir complicaciones durante la gestación. Una de ellas, que no es tan extendida, es utilizar la técnica de ultrasonido doppler para detectar trombos en embarazadas.

La trombosis en el embarazo es un coágulo que se forma en el interior del vaso sanguíneo, normalmente en las venas de las piernas, que puede suponer un problema muy grave, y en algunas mujeres propensas a afecciones circulatorias es necesario mantenerlo controlado.

Normalmente, durante el embarazo se produce hinchazón o edema por acumulación de exceso de líquido en los tejidos, especialmente en las piernas, pero sin mayor complicación.

Sin embargo, una inflamación excesiva, enrojecimiento o dolor en las piernas puede alertar sobre el riesgo de trombosis venosa. De hecho, la enfermedad tromboembólica venosa, representada por la trombosis venosa profunda y el embolismo pulmonar, es la principal causa de mortalidad materna asociada al embarazo.

Investigadores canadienses hallaron que si bien ninguna prueba tiene una sensibilidad al 100%, la realización de ultrasonografías seriadas durante siete días con la técnica doppler en la vena iliaca excluye el diagnóstico de trombosis venosa profunda en mujeres embarazadas sintomáticas.

Se plantean entonces utilizarlo como método de diagnóstico en el embarazo y así reducir el riesgo de trombosis y complicaciones asociadas a ella.

De todas formas, siempre es recomendable consultar con el médico si padeces hinchazón excesiva o dolor en las piernas. Suele ser una dolencia habitual en el embarazo, pero es preferible mantenerla controlada y evitar problemas.

Vía | El Mundo
Foto | Emery Co Photo en Flickr
En Bebés y más | La trombosis durante el embarazo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario