Síguenos

patadita_bebe.jpg

Antes de que puedas darte cuenta, tu bebé ya se mueve en tu interior, se toca la carita, hace piruetas, mueve sus piernecitas… ¡no para de moverse!. Sus patrones de movimiento se desarrollan entre la séptima semana y la quinceava, a partir de ahí los perfeccionará.

Según el doctor Cabañas, del Hospital La Paz de Madrid, el espacio con el que cuenta el niño se amplia según sus necesidades aunque llega un momento en que la placenta y el útero no pueden crecer más. Es entonces cuando su nacimiento está próximo.

Entre el cuarto y el quinto mes, notas que algo se mueve en tu interior, es el mágico momento en que por primera vez percibes a tu hijo moviéndose en tu tripa. Para reconocer que se trata de él, debes fijarte en que los movimientos no sean rítmicos, los notarás de forma muy leve al principio, pero a medida que pasen las semanas serán más enérgicos.

Es normal percibir sus movimientos cuando estás relajada y con más intensidad cuando vayas a dormir. También es habitual que se mueva más por la tarde y cuando has comido.

¿Quieres un truco para sentirlo?, toma algo dulce, ya que el aporte de glucosa estimulará sus movimientos. Esto me lo dijo mi comadrona, y aunque no abusé de ello, surtió efecto.

Pasado el sexto mes podrás distinguir que movimientos está realizando, si percibes una parte firme y amplia puede tratarse de su espalda, su cabecita y su culete tienen casi el mismo tamaño y lo distinguirás por su redondez.

Casi al final del embarazo, podrás notar la fuerza en sus bracitos y piernecitas, incluso los reconocerás visualmente, pues a veces crean relieves en tu barriga.

Aunque a veces sus pataditas te resulten molestas, piensa que esos movimientos son síntomas de bienestar fetal y llegará un momento en que percibirás sus movimientos varias veces al día.

Recuerda que las influencias externas también estimulan los movimientos del bebé, por ejemplo, hablarle, cantarle o acariciarte el vientre. Si te corresponde con movimientos, puede ser un acto reflejo o quizá está respondiendo a tu estimulo.

En Bebés y más | El bebé participa en tus emociones

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

45 comentarios