Sigue a

tenir_cabello.jpg

Existe diversidad de opiniones respecto a si se puede o no teñir el pelo durante el embarazo, y es normal, toda precaución es poca para la salud de nuestro bebé.

Puesto que no existen estudios que indiquen que los actuales tintes puedan perjudicar al feto, es recomendable esperar al segundo trimestre, ya que en los tres primeros meses se forman los órganos vitales, la cabeza, el cuerpo y las extremidades del bebé, y una vez transcurrido este tiempo, es conveniente utilizar colorantes vegetales que contienen menos sustancias químicas que los tintes permanentes.

También se recomienda leer la etiqueta del producto para comprobar que el colorante no contenga acetato de plomo, pues este compuesto podría ser peligroso para el feto, en especial con su cerebro y su sistema nervioso. Lo mismo sucede con los líquidos que se utilizan para hacer la permanente, pues contienen soluciones químicas que pueden afectar igualmente a nuestro bebé.

Hay productos naturales hechos a base de pigmentos naturales que tras la aplicación son depositados en la superficie del cabello, aunque sólo duran 6 u 8 lavados, son una opción saludable y conseguiremos el objetivo deseado.

Y si vas a teñirte el cabello en casa, no olvides usar los guantes y procura hacerlo en una habitación ventilada, pues estando embarazada se tiene mayor sensibilidad a los olores, por lo que es recomendable verificar si tu olfato tolerará el producto, además de comprobar la posible respuesta alérgica mediante la prueba de sensibilidad indicada en el producto.

Por estar embarazada no tienes que descuidar tu imagen, este es el momento de mayor esplendor de cualquier mujer.

Más información | Averlo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios