Síguenos

piel con piel

La fecha probable de parto es el plazo estimado para dar a luz, calculado a partir de la última menstruación y/o del desarrollo del feto. Un embarazo llega a término a las 38 semanas, y aunque las 40 semanas son las estimadas para dar esa fecha probable, se considera normal que el embarazo alcance las 42 semanas.

Cerca de un 10% de los partos se producen a las 42 semanas. La causa más común de los embarazos prolongados o postérmino es que se calculó mal la fecha de parto y de hecho se está en semanas previas. Pero si se superan las 42 semanas de embarazo existen ciertos riesgos para la salud de la madre y del bebé.

Riesgos para el bebé tras la semana 42 de embarazo

A medida que el embarazo se pasa de la fecha probable de parto, la placenta, que es el órgano que se forma dentro del útero durante el embarazo y ayuda a nutrir al bebé y a filtrar el exceso de deshechos, puede dejar de funcionar tan efectivamente como lo hacía antes. Y es que la placenta va madurando a lo largo del embarazo, llegando a considerarse placenta vieja o hipermadura.

Esto podría influir en la cantidad de oxígeno y nutrientes que el bebé recibe, por lo que la función de nutrir y proteger al bebé puede peligrar. Ante el riesgo de que la placenta ya no esté cumpliendo bien sus funciones, el parto se retrasa y el bebé no se alimente como cabría esperar los médicos pueden plantearse inducir el parto.

El síndrome de dismadurez (o posmadurez) se refiere a bebés con características de insuficiencia placentaria: el bebé tiene uñas y pelo largo, un cuerpo largo y delgado y piel arrugada o parecida a un pergamino.

También, a medida que el bebé continúa creciendo, puede disminuir la cantidad de líquido amniótico que lo rodea. Cuando esto sucede, el cordón umbilical puede comprimirse con los movimientos del bebé o las contracciones uterinas. Esto también puede interferir en la capacidad del bebé de recibir las cantidades apropiadas de nutrientes y oxígeno.

Aspiración del meconio, las primeras heces del bebé: el bebé puede defecar en una cantidad más pequeña de líquido amniótico y luego inhalarlo hacia los pulmones, lo que se conoce como síndrome de aspiración del meconio. Esto puede causar una inflamación en los pulmones del bebé, aunque frecuentemente éste solo nace con manchas de meconio y la gravedad de la aspiración no es mucha.

La macrosomía se produce cuando el bebé crece demasiado y esto dificulta que nazca a través del canal vaginal, aunque suelen ser casos de diabetes de la madre y no el crecimiento de las últimas semanas lo que la provoque.

La muerte fetal se produce cuando el bebé muere en el útero. Es un hecho raro en el que suelen confluir factores diversos, pero el riesgo aumenta en las semanas posteriores a la fecha probable del parto.

bebe toallas

Riesgos para la madre

Para la medre, sobrepasar las 42 semanas de gestación conlleva mayores índices de lesiones perineales, ya que los bebés que nacen después de la fecha probable de parto tienden a ser mayores y esto causa un mayor trauma a la parte posterior de la madre durante el parto.

También se producen mayores índices de cesárea: el sufrimiento fetal es más común durante el trabajo de parto en las semanas posteriores a la fecha probable de parto y ello parece aumentar el riesgo de una cesárea.

Precaución, pero sin prisas

En cualquier caso, un buen control prenatal especialmente y más seguido en las últimas semanas de embarazo ayudará a detectar la mayoría de problemas, como el latido del corazón, la actividad fetal y la presencia de líquido amniótico, y muchas veces es cuando el bebé está preparado el momento en que se inicia el proceso de parto, cerca de las temidas 42 semanas de gestación.

Aunque muchos médicos ya toman la semana 41 como indicadora para programar un parto, sin que existan problemas aparentes y en realidad el bebé no “se retrase”, por el riesgo de que la fecha probable estuviera mal calculada.

Si bien es cierto que hay riesgos verdaderos al superar las 42 semanas de embarazo, la mayoría de bebés de embarazos prolongados nacen saludables, y adelantar un parto sin motivo incluso a la semana 40 parecería ir en contra de la naturaleza y no dejarla actuar, asumiendo nuevos riesgos.

Fotos | a4gpa y Nina Matthews Photography en Flickr-CC
Más información | Family Doctor, Umm
En Bebés y más | Calendario para conocer la fecha probable de parto (FPP), Parto: cuándo se produce, ¿Para qué sirve conocer la fecha probable de parto (FPP)?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios