Sigue a

tabaco

Bastantes son los perjuicios que ocasiona el tabaco en el bebé en gestación como para que las futuras mamás intenten dejar el mal hábito. Pero una investigación ha ido más allá analizando los efectos que fumar en el embarazo tiene para el bebé e incluso para su futura descendencia. Han llegado a la conclusión de que fumar en el embarazo perjudica la salud de los futuros nietos.

El estudio se ha llevado a cabo en España de forma conjunta entre el Hospital La Fe de Valencia, Virgen de la Arrixaca y Hospital de Madrid, y es el primero que demuestra una relación intergeneracional ligada al tabaquismo.

Los científicos hicieron un seguimiento a 128 niños con cáncer entre un grupo de niños sanos nacidos entre 2001 y 2005. Creen que “es posible que los carcinógenos del tabaco causen tumores mediante cambios epigenéticos en el ADN” que se transmiten de madres a hijos a través de tres generaciones.

Para explicarlo mejor, la exposición al tabaco de la madre durante generaciones previas influye en la información genética del óvulo que dará vida a un nieto más susceptible a desarrollar tumores.

Los expertos sugieren que el tabaco podría ser, en gran parte, uno de los culpables de los tumores infantiles.

El tabaco posee 60 sustancias cancerígenas. Es lógico pensar que esas sustancias afectan a todas las células del cuerpo, incluidas las reproductoras, y que sus efectos nocivos son heredados por futuras generaciones.

Cada vez más razones para decirle NO al tabaco.

Vía | El Mundo
Más información | Journal of Pediatrics and Child Health
Foto | axolo71
En Bebés y más | Fumar en el embarazo aumenta el riesgo de niños con problemas de conducta, Sólo un 20% de las mujeres dejan de fumar al quedar embarazadas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario