Sigue a Bebesymas

8

Como ya hemos comentado en la entrada anterior, en estas últimas semanas del calendario de embarazo es cuando el bebé gana peso más rápidamente volviendo su cuerpo más redondeando. Está acumulando la grasa que necesitará para regular su temperatura corporal cuando nazca.

En líneas generales, sus órganos continúan perfeccionándose para funcionar fuera del útero, pero vayamos a la descripción de cómo crece el bebé semana a semana en este octavo mes de gestación.

Semana 33 de embarazo


En la semana 33 de embarazo, es decir 31 semanas desde la concepción, el bebé mide unos 45 centímetros hasta los talones, y pesa casi 2 kilos. Seguramente notarás que realiza movimientos cada vez más vigorosos ya que su tono muscular se va fortaleciendo. Según la posición en la que esté colocado podrás sentir las pataditas con mayor intensidad.

Además de poder oír los sonidos de dentro de la tripa y los de fuera con cierta interferencia, también es capaz de ver imágenes borrosas dentro del útero. Abre y cierra los ojos y tiene períodos de sueño y vigilia como cualquier recién nacido. Incluso, puede experimentar la fase REM del sueño o movimiento rápido de ojos, que es la etapa del sueño en el que tenemos sueños más intensos. Sería muy interesante saber qué sueña el bebé en la tripa, seguramente evocará las sensaciones de su corta vida dentro del útero.

Semana 34 de embarazo

En la semana 34 el bebé mide aproximadamente 46 centímetros y pesa alrededor de 2,200 gramos. Sus pulmones ya están casi completamente formados y sus huesos se han ido endureciendo pero todavía son muy flexibles, incluidos los de la cabeza. Su cráneo todavía no está completamente cerrado, lo cual le permite adaptarse con mayor facilidad al canal de parto en el momento de nacer. Por eso, algunos bebé nacen con la cabeza en forma de cono o aplastada, pero esto se revierte a los pocos días de nacer.

La sustancia amarillenta que recubre la piel de bebé llamada vérnix caseosa se hace cada vez más densa, lo cual también la facilitará la tarea de atravesar el canal de parto. A su vez, el lanugo, una fina capa de vello sobre su piel, comienza a desaparecer. Si naciera en esta semana de forma prematura las posibilidades de supervivencia son del 99%, por lo que seguramente saldría adelante sin sufrir ninguna secuela.

Semana 35 de embarazo

En la semana 35 con 2,400 gramos de peso y 47 centímetros su sistema nervioso ha madurado casi completamente, al igual que órganos fundamentales como el riñón y el hígado. De ahora en adelante el pequeño se dedicará principalmente a ganar peso.

Como hemos comentado el mes pasado, es muy probable que el bebé ya haya adoptado la posición para nacer. La mayoría lo hace boca abajo. Puede que sientas la presión del peso del bebé sobre tu hueso pubiano. Sus movimientos están algo limitados por la falta de espacio, pero eso no quiere decir que se mueva menos. Al contrario, notarás movimientos más bruscos.

semanaEn la semana 36 de embarazo, a sólo un mes de la fecha de parto prevista, el bebé mide 48 centímetros y pesa alrededor de 2,700 gramos. Como hemos comentado antes, últimamente gana peso a pasos acelerado, aumentando entre 250 y 300 gramos semanales.

Traga y digiere el líquido amniótico en el que flota, así como vernix y demás secreciones. Esta sustancia verde oscura o negrusca es llamada meconio y formará sus primeras deposiciones.

Con respecto a los preparativos para el parto. Es muy probable que a estas alturas ya tengas listo el bolso para llevar al hospital. Si no es así, deberías prepararlo cuanto antes pues a partir de ahora el bebé podría nacer en cualquier momento. Haz una lista de cosas que debas o quieras hacer antes de dar a luz y lo más recomendable es aparcar las actividades laborales para disfrutar a pleno del último mes de embarazo.

Es una etapa de molestias para la madre ocasionadas por el peso de la tripa sumado al cansancio, la retención de líquidos, los calambres y las dificultades para dormir.

Semana 36 de embarazo

En el último mes de tu calendario de embarazo, la frecuencia de las consultas médicas será semanal para realizar un control más exhaustivo. El médico medirá el grosor del cuello uterino y comprobará si la dilatación ha comenzado por medio de un tacto vaginal. Puede que las mujeres que ya han parido antes tengan a esta altura una dilatación de pocos centímetros. Por su parte, a través del monitoreo fetal también se mide la frecuencia de los latidos cardiacos del bebé.

Si no lo has hecho antes, es hora de hablar con tu médico acerca de la atención que se te brindará en el parto y sobre tus preferencias con respecto a la anestesia epidural, la episiotomía, la posición de parto, etc.

En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 0 a la semana 4
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 5 a la semana 8
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 9 a la semana 12
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 13 a la semana 16
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 17 a la semana 20
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 21 a la semana 24
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 25 a la semana 28
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 29 a la semana 32

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario