Compartir
Publicidad

Propósitos para la vuelta al cole: ayudemos a los niños a buscar su talento

Propósitos para la vuelta al cole: ayudemos a los niños a buscar su talento
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro recorrido por los propósitos para la vuelta al cole os hemos invitado a acabar con las prisas y a tomar las actividades extraescolares en su justa medida. Hoy toca hablar de cómo ayudar a los niños a buscar su talento.

Se trata de una cuestión relacionada con el colegio, donde mostrarán sus preferencias por unas u otras materias, pero también algo en lo que debemos fijarnos a la hora de escoger actividades extraescolares o simplemente un juego o juguete. Y siempre teniendo en cuenta que no hemos de presionar a los niños ni volcar en ellos nuestras frustraciones.

Si os fijáis en el título, el verbo no está escogido al azar: hablamos de "buscar" y no de "encontrar", porque es probable que tardemos en saber cuál es su deporte, su afición o su entretenimiento especial. Puede que veamos que no dibuja especialmente bien, ni canta, ni le da a la pelota con garbo o cuenta historias...

Y no debemos preocuparnos por ello, simplemente seguir estimulándolos y que experimenten, que curioseen, porque ese entorno enriquecedor va a hacer que sigan desarrollándose intelectualmente. Debemos animarlos en sus logros por pequeños que sean, y animarlos en sus "fracasos" (espero que tarden mucho en saber el significado de esta palabra). Potenciaremos su autoestima alentándolos y motivándolos.

No queremos caer en un "talent show" de los que están tan de moda en televisión, no queremos que se convierta en un reto o en una competición, hablamos de diversión. Hablamos de potenciar las habilidades de los niños, sus cualidades, para que se exprese de ese modo que le resulta especialmente atractivo. Hablamos de descubrir qué tipo de artista será nuestro hijo.

El colegio como potenciador de talentos

Y existen maneras de descubrir cuál es ese talento, fundamentalmente a través de la motivación y el juego, algo que debe estar presente en la familia, en casa, y en la escuela.

Porque el colegio también tiene que ver en este tema. No queremos que acabe con la curiosidad de los pequeños, por eso una entrevista al principio de curso con el maestro o maestra no solo servirá para que le pidamos su opinión sobre aquello que más le gusta al niño.

También podemos decirle lo que nosotros creemos que le gusta más, porque en una escuela "ideal", de la que también os hablaremos, cada alumno es diferente y cada uno ha de tener una atención individualizada. Algo difícil de conseguir en tiempos de crisis... pero que hay que intentar.

Y el colegio como potenciador de las habilidades y talentos de nuestros hijos también es posible. Es deseable, así que como padres podemos plantearlo a los educadores, si es que ellos no han visto ya esa cualidad especial. Tal vez el talento no se halle frente a un libro de texto, pero puede que sí ante un pincel o en el patio cuidando las plantas...

Niño curioso

Talento fuera del colegio: las extraescolares

Ya hemos dedicado un apartado especial a las actividades extraescolares, pero se hace necesario volver a ellas para referirnos a la relación de estas actividades con las habilidades de los niños. Es muy importante, a la hora de escoger una extraescolar, que no la elijamos siguiendo nuestros gustos.

Es habitual que si uno de nosotros se quedó con ganas en la infancia de hacer judo, tocar un instrumento o ir a clases de teatro, nos proyectemos en nuestros hijos y pensemos que eso será lo mejor para ellos. Pero estamos incumpliendo una de las bases a la hora de escoger actividades complementarias para los niños: que a ellos les gusten, que ellos las disfruten. No nosotros.

Y por supuesto, tampoco nos olvidamos de que una agenda cargada de actividades extraescolares puede ser fatal para el niño, generarles estrés y además acabar con su talento o con sus ganas de seguir experimentando. Es mil veces mejor tener tiempo libre para seguir experimentando, para jugar con los padres y con los amigos... que tener todas las tardes ocupadas como si fueran adultos esclavos de un trabajo.

Tampoco vale apuntarlos a aquello que no pudimos ser en el colegio: hablantes de inglés, buenos en matemáticas, en educación física... Cada niño tiene sus necesidades y si en el colegio hay algunos ámbitos que se le resisten, podemos ayudarles de muchas maneras. No hemos de proyectar nuestras frustraciones o deseos en nuestros hijos.

En definitiva, os invito, de cara al nuevo curso escolar, a que compartáis todo el tiempo posible con los niños para ayudarles a desarrollar su talento, y, lo más importante, para divertirnos juntos y conocernos más. Si este mismo deseo lo trasladamos a la escuela y establecemos una buena comunicación con los educadores de nuestros hijos (que es probable que compartan nuestra visión), estaremos más cerca de conseguir un mejor cole, y de que los pequeños sean felices allí.

Fotos | FirstBaptistNashville y ecastro en Flickr-CC En Bebés y más | Autoestima: valorar los talentos y el esfuerzo, Mi hijo es el mejor... en todo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos