Sigue a

sueño

Durante los primeros meses de vida el sueño del niño no tiene un patrón establecido. Hay una etapa, especialmente entre los cuatro y los ocho meses del bebé, en la que los despertares nocturnos son continuos y el sueño se hace mucho más interrumpido.

Para ayudarlo a superar estos continuos despertares, primero debemos entender cómo funciona el sueño del bebé para comprender por qué se despierta por las noches más que antes.

El sueño es parte de la vida del bebé, una necesidad vital como lo es comer o respirar. Pero es un proceso que va evolucionando dependiendo de las necesidades tanto fisiológicas como emocionales del niño en cada etapa de desarrollo.

El bebé no duerme igual cuando tiene apenas días que a los seis meses o al año, por eso es importante conocer cómo es el sueño a cada edad y cómo va evolucionando.

La evolución del sueño

El sueño aparece en la etapa prenatal. A partir del sexto mes de embarazo el bebé ya experimenta una fase de sueño activo REM (Rapid Eye Movement – movimiento ocular rápido) dentro del vientre materno, donde duerme la mayor parte del tiempo.

Cuando nacen duermen la mayor parte del día, entre 18 horas y 20 horas, sin diferenciar el día de la noche. Los períodos de sueño se van acortando a medida que pasan los primeros meses y el bebé va necesitando conocer más los estímulos que provienen de su entorno.

Pasados los tres meses, entre el cuarto y aproximadamente el octavo mes, se produce un período muy especial. Ya reconoce la diferencia entre el día y la noche. Duerme más horas por la noche y durante el día seguramente haga una o dos siestas, los más dormilones tal vez tres.

Pero en esta etapa el sueño del bebé se vuelve muy inestable, con despertares muy frecuentes, incluso más que cuando era un bebé recién nacido. Y esto sucede porque sus fases de sueño están cambiando.

Entender las fases de sueño del bebé

sueño

El ser humano no nace con la misma cantidad de fases de sueño que tendrá de adulto. El patrón de sueño del bebé es muy distinto al de una persona adulta. El bebé nace con dos fases, mientras que los adultos tenemos cinco fases de sueño (una fase REM y cuatro subfases de sueño tranquilo o no REM).

Desde que nacen hasta los 3 meses el sueño del bebé es bifásico, es decir que tiene dos fases bien definidas: sueño activo (REM) y sueño tranquilo.

El sueño activo es la fase inicial del sueño en el que el bebé tiene movimientos oculares, emite quejidos, mueve piernas o brazos, mientras que el sueño tranquilo es un sueño más profundo y relajante, pero más corto que la fase activa.

Pero es entre los cuatro y los ocho meses, más probablemente a los seis o siete meses, cuando el bebé va adquiriendo las fases de sueño que faltan.

Y aquí está el quid de la cuestión a la pregunta que nos hacemos. ¿Por qué el bebé se despierta por las noches más que antes? Porque necesita adaptarse a las nuevas fases de sueño que van apareciendo.

Como todo, tiene que aprender a usarlas. El sueño se vuelve más variable porque el bebé está practicando una nueva forma de sueño distinta a la de antes. Aparecen en escena nuevas fases de sueño.

Encima, hay que agregar que es posible despertarse entre fase y fase, de hecho los adultos también lo hacemos sólo que no nos acordamos. Nos tapamos, nos damos la vuelta y seguimos durmiendo, pero el bebé tiene más porcentaje de sueño ligero por lo que entre fase y fase es mucho más posible que se despierte por las noches.

Otras cosas a tener en cuenta

Lo de las fases de sueño es un proceso biológico y natural del ser humano. No sería sano forzar el sueño, ni conducirlo ni intentar educarlo.

Pero además de este proceso biológico que atraviesa el bebé a partir de los cuatro meses y aproximadamente hasta los ocho, hay otros cambios que ocurren en su vida a esta edad que es normal que afecten su sueño.

Es muy probable que la madre deba salir a trabajar fuera de casa y que quede a cargo de otra persona o empiece a ir a la guardería. Evidentemente, esta nueva circunstancia en su vida afectará de alguna manera su forma de dormir.

También a esta edad el bebé empieza a probar los alimentos. Su forma de alimentarse se modifica, pasa de la lactancia exclusiva a la alimentación complementaria. Este cambio es crítico en su vida, así que naturalmente afectará también su forma de sueño.

Como veis, el sueño del bebé es muy cambiante y se ve muy influenciado por factores fisiológicos, cognitivos y emocionales propios de su edad de desarrollo.

Espero que con esta explicación podáis entender por qué el bebé se despierta por las noches más que antes. Como padres, lo que mejor podemos hacer es comprender sus necesidades y acompañarlo en este especial proceso.

Foto | gagilas, ECohen
En Bebés y más | Las fases de sueño del bebé, ¿Por qué se despiertan tanto los bebés?, ¿Cuándo duermen los bebés toda la noche?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios