Sigue a Bebesymas

Atención Temprana

La Atención Temprana para niños de 0 a 6 años se convierte en el primer y más importante eslabón de una cadena que tiene como objetivo la evolución óptima del niño con problemas en su desarrollo o con riesgo de padecerlos.

El desarrollo infantil durante los primeros años de vida está sujeto a diversas interacciones con el medio natural y social. Este entorno sociocultural proporciona al niño una serie de experiencias que ejercerán una decisiva influencia en su futuro más próximo, adquiriendo progresivamente funciones importantes a nivel motor, cognitivo, lingüístico y social.

Los niños y niñas reciben una estimulación natural que suele ser suficiente para garantizarles un adecuado desarrollo integral. No obstante, no siempre se les proporcionan las experiencias necesarias para su máximo desarrollo potencial. Es entonces cuando la Atención Temprana cobra su más amplia funcionalidad, convirtiéndose no ya en una técnica aconsejable, sino imprescindible.

¿Qué es la Atención Temprana?

Entendemos por Atención Temprana:

“el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos”.

¿Qué es un trastorno del desarrollo?

El trastorno de desarrollo es la desviación significativa del “curso” del desarrollo, como consecuencia de acontecimientos de salud o de relación que comprometen la evolución biológica, psicológica y social del niño.

Para estos niños con retrasos en el desarrollo los programas de Atención Temprana no sólo son necesarios, sino un derecho irrenunciable. Se trata de iniciar una intervención desde el mismo momento del nacimiento o desde el momento que se detecta el déficit.

Se incluyen a los niños con necesidades transitorias o permanentes originadas por alteraciones en el desarrollo, como son:

  • Trastornos en el desarrollo motriz
  • Trastornos en el desarrollo cognitivo
  • Trastornos en el desarrollo sensorial
  • Trastornos en el desarrollo lingüístico
  • Trastornos generalizados del desarrollo
  • Trastornos de la conducta
  • Trastornos emocionales
  • Trastorno en el desarrollo de la expresión anatómica
  • Retrasos evolutivos

¿Qué tratamientos se realizan en la Atención Temprana?

Los tratamientos de intervención son muy variados, entre los que podemos destacar los siguientes:

  • estimulación
  • fisioterapia
  • logopedia
  • psicomotricidad
  • apoyo psicopedagógico
  • psicoterapia

¿Cómo se puede acceder a la Atención Temprana?

Los niños pueden llegar mediante la derivación de distintos servicios, como son los sanitarios (hospitales, Centros de Atención Primaria, Centros de Salud Mental…), educativos (Equipos de Atención Temprana, Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica…), sociales (Centros Bases, Servicios Sociales Municipales…) y por supuesto, por propia iniciativa de las familias ante cualquier duda sobre el desarrollo de su hijo.

No obstante, es preciso conocer que existen una serie de requisitos necesarios para poder acceder a los servicios que nos ofrece un Centro de Atención Temprana. Estos requisitos son:

  • Tener una edad comprendida entre los 0 y los 6 años o hasta el inicio de su escolaridad en la etapa obligatoria de primaria
  • Presentar necesidades especiales transitorias o permanentes originadas por deficiencias o alteraciones en el desarrollo
  • Tener la valoración y acreditación pertinentes emitidas por los servicios
    públicos sanitarios, educativos o sociales, habilitados y reconocidos al efecto, que determinen la necesidad de recibir tratamiento en el Centro de Atención Temprana
  • No recibir el mismo tipo de tratamiento en otro Centro o Servicio de carácter público

¿Qué papel tienen los padres en la Atención Temprana?

En la Atención Temprana, la familia es el principal recurso para dar respuesta a sus propias necesidades. El apoyo a familias que tienen entre sus miembros a un hijo o una hija con necesidades especiales o que van a afontar el nacimiento de un hijo con alguna alteración en su desarrollo (y los cambios que en su sistema familiar provoca), se hace siempre dándole todo tipo de información, ayuda u orientación.

Conclusión

Si tener algún tipo de discapacidad a cualquier edad es un drama, éste será mucho mayor si ocurren al inicio del desarrollo, ya que a estas edades las alteraciones en el desarrollo tienen una gran complejidad neurológica, psicológica y sensorial.

La Atención Temprana se inicia tan pronto como sea posible en el sentido de evitar discapacidades secundarias, y proporcionar cambios satisfactorios en los procesos de habilitación en todos los niveles (prevención). Así, todos los niños con necesidad de atención reciben ayuda en su área deficitaria (atención). La atención realizada desde el Centro siempre facilita la transición desde la familia a la educación y a la vida social autónoma (integración).

Por todo ello, la Atención Temprana para niños de 0 a 6 años es un primer y muy importante paso para que nuestros niños logren potenciar sus habilidades con el fin de alcanzar un progreso óptimo en todas las áreas del desarrollo que se vean alteradas.

Más información | Grupo de Atención Temprana
Foto | Upsilon Andromedae en Flickr
En Bebés y más | Factores de riesgo para los problemas de aprendizaje

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios