Sigue a Bebesymas

ninos-en-verano.jpg

Hace pocos días hablamos de la llegada de las vacaciones. Desde el mismo momento en que salimos por la puerta del colegio he podido escuchar y leer por internet diferentes soluciones a la hora de compaginar el trabajo de los padres y las vacaciones de los hijos.

Personalmente no tengo problema en este sentido, porque mi mujer no trabaja, sin embargo muchas parejas sí tienen que buscar ideas para pasar estos tres meses de la mejor manera posible.

A continuación os explicaré algunas de las soluciones que he podido recopilar y os animo a que, si se os ocurre alguna más, nos la hagáis saber.

Casales de verano

No es una solución para todo el verano, pero sí una solución para unos cuantos días. Los casales de verano (y en éste término englobaría también los campamentos de verano) son un buen recurso para los niños porque contactan con otros niños que no conocen, porque hacen actividades diferentes a las que suelen hacer todo el año y porque viven en otro entorno (aunque a veces se hacen en el mismo cole al que han ido).

No es una opción barata porque no hay subvención alguna (quién sabe si con el tiempo la habrá), pero como monitor de casales que fui durante unos años puedo afirmar que los niños, normalmente, se lo pasan pipa.

Pedir un mes o dos de permiso sin sueldo

Desconozco si cualquier persona puede tomar este camino sin problemas, pero conozco a una compañera enfermera que todos los años, además de su mes de vacaciones, solicita un mes de permiso sin sueldo. De este modo está dos meses con sus hijas, quedándole sólo uno por solucionar con otras alternativas.

Otras personas llegan incluso a pedir dos meses junto al mes de vacaciones. Si la economía lo permite, me parece una gran solución, la verdad.

En casa de la abuela

abuela-y-nieta.jpg

Los abuelos son otro de los recursos más utilizados y más útiles. Es la solución más económica, aunque no siempre es la más divertida. Es cierto que hay abuelas y abuelos muy modernos e implicados. En este caso, y si los niños son pequeños, estarán bien seguro. Sin embargo cuando los niños crecen, estar en casa de la abuela y el abuelo puede ser un poco pesado (quizá mis recuerdos me traicionen y me equivoque al hacer esta afirmación).

Coger las vacaciones en meses diferentes

Es una medida poco popular, porque la familia no llega a juntarse completamente más que los fines de semana y difícilmente viajarán a ningún sitio, aunque es otra posible solución. Si la madre se coge vacaciones en julio, por ejemplo, y el padre las coge en agosto, solucionan dos meses de tiempo cuidando de sus hijos.

El resto de los días que quedan por “cubrir” puede utilizarse alguna de las otras soluciones.

Crear una red de cuidadores con otras madres y padres

Otra de las ideas que me han gustado es la de crear una red de cuidadores informales. Esto es cuidar de los hijos de otras amigas / compañeras / mamás del colegio mientras ellas trabajan y dejar que ellas cuiden de los tuyos mientras eres tú la que trabaja.

Lo ideal, lógicamente, es que sean madres ya conocidas, amigas incluso, cuyos niños ya sean conocidos. Las madres pueden programar algunas actividades, manualidades y juegos para que los niños lo pasen bien. De este modo tienes la certeza de que están bien cuidados, los niños pueden jugar con otros niños y, en ocasiones, incluso con la propia madre, cuando le toque a ella cuidar de todos.

¿Alguna solución más?

Lo dicho, si tienes otras soluciones o si leyendo estas que he puesto se te ha ocurrido alguna otra, no dudes en compartirla, quizás algún padre o madre agradezca la lluvia de ideas.

Fotos | Flickr – gfpeck, jenny818
En Bebés y más | ¡Llegan las vacaciones!‏, Sin vacaciones, ludoteca en el trabajo para nuestros hijos, Vacaciones de verano infantiles, los campamentos son una buena opción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios