10 artículos para bebés de los cuales no podemos prescindir

Sigue a Bebesymas

bebe

Como hemos comentado en varias ocasiones, el nacimiento de un nuevo miembro de la familia es un acontecimiento que supone un gasto extra para la economía familiar. Por eso, y especialmente en tiempos de crisis, es importante poner en claro las prioridades y hacer un listado de qué cosas son realmente imprescindibles y cuáles no.

La semana pasada hicimos un repaso de los 10 artículos para bebés de los cuales podemos prescinidir sin afectar al bienestar ni la comodidad del bebé, aquellos objetos que no son tan necesarios como parecen.

Ahora es el turno de hacer un repaso a aquellos artículos imprescinidibles para los primeros meses de nuestro bebé. Veamos:

1) Cuna: la cuna es uno de los artículos más importantes del ajuar del bebé, por lo tanto su compra no debe tomarse a la ligera. Debemos tener en cuenta las dimensiones de la habitación del bebé, qué tipo de funcionalidades queremos que tenga, el color, el tipo de colchón, etc. Recomiendo elegirla con altura regulable, si es posible con algún sistema de almacenaje incorporado o convertible en otro mueble cuando el bebé crezca para que sea más aprovechable.

En nuestro Especial Decoración de la habitación del bebé hemos dado algunos consejos para elegir la cuna del bebé (parte I y parte II).

Si tienes espacio en la habitación matrimonial puedes utilizar la cuna tamaño estándar desde el nacimiento en la posición más elevada con los laterales protegidos. Hay algunas a las que se les baja uno de los lados pudiéndola adosar a la cama de los padres, lo cual resulta muy útil para coger al bebé por la noche.

Como os comentaba en el post de artículos no tan necesarios, la minicuna es un mueble del que podemos prescindir reemplazándolo por un moisés durante los primeros meses (algunos padres utilizan el capazo) y luego pasar al bebé directamente a la cuna en la que dormirá hasta que sea el momento de pasar a la cama.

2) Portabebé: hoy en día podemos encontar en el mercado un montón de sistemas para llevar a cuestas al bebé. Estilo foulard para anudar, bandolera, pouch, mei tai o la tradicional mochila, las posibilidades son amplias.

No hay uno mejor que otro, es cuestión de probar qué sistema te resulta más práctico dependiendo del uso que le vayas a dar.

Son muy útiles desde el nacimiento y nos permiten mayor libertad de movimiento al dejarnos las manos libres. Hay quienes prefieren llevar el carrito para todos lados, pero los portabebé son muy convenientes para sitios en los que maniobrar el carrito no está nada fácil o para ir de excursión, por ejemplo.

De más está agregar que el bebé va encantado paseando cerquita del calor de mamá o papá y que para los padres también es muy agradable. Es aconsejable probar cuál te resulta más cómodo antes de comprar.

3) Silla de seguridad para el coche: en esto no podemos pretender ahorrar. El sistema de retención infantil debe cumplir con todas las normas de seguridad vigentes, debe ser adecuado a la edad del bebé y por supuesto, cómodo, tanto para el bebé como para los padres.

Como sabéis, existen varios grupos de sistemas de retención infantil determinados según el peso del bebé que cubren cada una de las etapas de crecimiento para garantizarle seguridad cuando pasea en el coche.

La silla del grupo 0 (0-12 kg) es la primera que utiliza. Normalmente se vende conjuntamente con la silla de paseo. Las siguientes las compramos por separado. Las hay con el sistema de retención tradicional o con sistema Isofix, más caro, pero también más seguro gracias a su mecanismo de anclaje.

Como dije antes, en la compra de la silla de coche no podemos escatimar pues ponemos en juego la seguridad de nuestro pequeño.

4) Cochecito: otra de las grandes compras para el pequeño que está por llegar. La elección de un cochecito es una decisión importante ya que será un artículo que usaremos durante aproximadamente los tres primeros años. Si hemos elegido la silla de paseo adecuada deberá resultarnos funcional en todas las etapas del bebé, tanto cuando es recién nacido como cuando ya es mayorcito. Y volver a servirnos para el segundo o tercer hijo sin prácticamente sufrir daños.

El cochecito se vende normalmente en un conjunto de tres piezas (silla de paseo, capazo y silla de seguridad grupo 0) o bien en dos piezas (silla de paseo y alguna de las otras dos opciones).

Si ya os habéis metido en el mundo de los cochecitos de bebés, habréis comprobado que hay una gran variedad de marcas y modelos para elegir. Lo importante no es solamente dejarse llevar por el aspecto del cochecito sino tener en cuenta cosas fundamentales como: sistema de plegado, peso, dimensiones, seguridad, ¿cabrá en el maletero del coche?, ¿y en el ascensor?. También hay que tener en cuenta a la hora de comprar los accesorios que trae o qué podemos comprar aparte como cubrepiés, parasol, etc.

En este post me he extendido más sobre los consejos para elegir la silla más adecuada.

5) Trona: la trona o silla para comer es otro artículo considerado imprescindible. Antes de decidir qué tipo de trona comprar debemos plantearnos algunos requisitos mínimos a tener en cuenta como: las dimensiones de nuestra cocina/casa (si tenemos una casa pequeña será muy conveniente que la trona pueda guardarse plegada), que el material de la trona sea fácil de limpiar ya que se ensucia muy facilmente, las correas de seguridad, si queremos que tenga rueditas para llevarla a otro ambiente de la casa, etc.

En este post y también en éste hemos dado algunos consejos para elegir la trona adecuada.

También tenemos que tener en cuenta que es una compra a largo plazo. No significa que tenemos que comprar la más cara sino que tenemos que encontrar la mejor relación calidad-precio-utilidad.

6) Adaptador para bañera: en el post de los no imprescinidibles he incluido al mueble-bañera, un artículo que realmente no lo veo necesario.

En cambio, podemos bañar al bebé en la bañera grande pero en cada etapa de crecimiento necesitaremos un adaptador para que esté más seguro y cómodo y para que nosotros podamos tener ambas manos libres para bañarlo.

Básicamente hay dos tipos de adaptadores: el primero es una especie de cunita que se adapta a la forma del bebé y lo sujeta por ambos lados y por el culete (algunos se van extendiendo a medida que el bebé crece, otros están incorporados dentro de una minibañera que se puede colocar dentro de la bañera grande y así gastar menos agua); el segundo es un asiento en forma de aro para cuando el bebé ya es capaz de sentarse solito. Ambos tienen ventosas que se pegan al suelo de la bañera.

Con estos dos accesorios ya tenemos solucionado el tema del baño hasta que el niño sea mayorcito y sea capaz de ponerse de pie por sí mismo. Cuando llegue ese momento compraremos una alfombrilla para evitar resbalones.

7) Cojín de lactancia: habrá quienes hayan comprado uno y haya quedado archivado, pero desde mi propia experiencia os puedo decir que lo he probado y me ha resultado comodísimo para dar de mamar al bebé.

Hay quienes se apañan perfectamente con los cojines de casa, pero la ventaja del cojín de lactancia por su forma anatómica y redondeada es que nos brinda la misma superficie de apoyo en ambos lados. Es decir, no forzamos la postura cuando damos de mamar evitando malas posturas y contracturas musculares. Lo más aconsejable es pedirlo prestado si alguna amiga lo ha usado y si os resulta útil decidir la compra.

Por su parte, también nos sirve para colocar al bebé boca arriba algo elevado en posición de descanso (ideal para bebés con reflujo), para estimular la musculatura de la espalda colocándolo boca abajo y para sostenerlo por la espalda cuando comienza a sentarse solito.

8) Sacaleches: habrá quienes nunca han usado uno o a quienes les haya resultado incómodo pues prefieren extraerse la leche con la mano, pero el sacaleches es realmente útil cuando, por ejemplo, tienes que volver a trabajar y no quieres destetar al bebé. También para las madres que por cualquier motivo no pueden dar el pecho directamente y no quieren renunciar a la lactancia materna.

Es un artículo muy personal por lo que es recomendable comprarlo y no pedirlo prestado. Veréis que hay diversos tipos de sacaleches (manuales, eléctricos, manos libres) pero para que sea efectivo lo más importante es saber cómo usarlo correctamente.

9) Mantita: sea cual sea la época del año siempre os resultará útil tener a mano una mantita para arropar al bebé. Puede ser de algodón, hilo o lana siempre que no suelte pelo, pelusas ni bolitas. El material dependerá, obviamente, del frío que haga.

Además de servirnos para abrigar al bebé (en verano para cubrirlos del aire acondicionado, en invierno del frío exterior), cuando es recién nacidos envolverlo en una mantita de algodón le brinda seguridad y lo relaja pues imita la sensación que tenía dentro del útero materno. En este vídeo podemos ver cómo envolverlo correctamente.

Puede parecer una tontería pero una mantita os sacará de más de un apuro.

10) Vaporizador-humidificador: el ambiente seco y la calefacción en invierno son malísimos para cuando los bebés están congestionados, algo bastante común durante los meses de frío. Los humidificadores solucionan el problema proporcionando humedad al ambiente.

Personalmente, he utilizado humidificador y vaporizador con mis dos niñas pues cada cual está recomendado para situaciones distintas. Si hay congestión nasal, se recomienda vapor caliente; si existe inflamación de las vías respiratorias, vapor frío. En su momento hemos explicado en detalle las diferencias entre humidificador y vaporizador.

Al igual que otros artículos que hemos mencionado antes, hay varias marcas y modelos que hemos detallado en Elegir el humidifcador adecuado (ultrasónico, ultrasónico con ionizador, para radiadores, etc).

Como en el caso de los 10 artículos para bebés prescindibles este listado de los 10 artículos para bebés de los cuales no podemos prescindir también es totalmente subjetivo, basado en mi experiencia personal.

Me encantaría que a través de los comentarios opinaráis si coincidís conmigo o si por ejemplo echáis en falta algún artículo que os haya resultado imprescindible y pueda contribuir a que otros padres se decidan a comprarlo o no.

Foto | © PhotoXpress.com, reproducida con autorización
En Bebés y más | 10 artículos para bebés de los cuales podemos prescinidir

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios