Compartir
Publicidad

Llega el bebé y necesitas ahorrar: el plan japonés que te puede ayudar a controlar gastos

Llega el bebé y necesitas ahorrar: el plan japonés que te puede ayudar a controlar gastos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pañales, ropa, la sillita de paseo, el cambiador... La llegada de un bebé a casa supone un importante desembolso económico, para todos los padres.

Eso sí, para unos más que para otros, que sí contemplan medidas de ahorro, para que un momento tan feliz como la maternidad no se convierta en un descalabro de dinero para la familia.

Si quieres ser uno de ellos, te proponemos trucos 'testados' por otros padres, que ahorran, y te hablamos del método kakeibo, un sistema de contabilidad japonés que ayuda a controlar gastos.

Cinco trucos de otros padres, que te ayudan a ahorrar

Madre haciendo cuentas

1. Ropa de bebé. Piensa antes de lanzarte a hacerte con todas las pequeñas prendas que tanta gracia te hacen. Los bebés crecen muy rápido, así que de nada te servirá ser previsora y comprarle mucha ropa.

Además, suele ser un regalo muy típico de familiares y amigos que acuden a cobocer al recién nacido.

Y, aunque ahora no lo veas, siempre aparecerá alguien que tenga un niño mayor y te pase ropa suya.

Hay que ser consciente de que el bebé crece rápidamente y de nada nos sirve comprar mucha ropa.

Así que espera a ver qué vas a tener y comprar solo lo imprescindible del recién nacido: dos o tres pijamitas (al principio va a pasarse mucho tiempo durmiendo) y dos mudas para salir a la calle. Solo cuando sepas de dónde partes, puedes salir a comprar lo realmente necesario.

2. Pañales. La opción más común pasa por usar desechables, más cómodos. Si esa es tu elección, puedes anticiparte a su nacimiento y comprar cuando encuentres alguna oferta interesante para recién nacido y de la talla siguiente.

Y la misma idea, cuando ya le tengas en brazos. Eso sí: sin volverte loca comprando 'sacos' de pañales, porque no sabes cuándo crecerá y necesitará otra talla.

Pero también los pañales de tela pueden contribuir a reducir los gastos durante el primer año del bebé. La inversión puede parecer mayor al principio, pero se amortiza enseguida. Además, las braguitas para meterlos son también muy bonitos. Esta de Bambino Mio, en Amazon, puede costar 9,90 €.

3. Puericultura

  • Piensa realmente qué vas a necesitar y haz una lista, antes de entrar en una tienda de bebés y volverte loca, llevándote cosas que parecen imprescindibles y luego no llegas a usar nunca. ¡Palabra de madre!

  • Sopesa la opción de comprar accesorios o mobiliario de segunda mano. Si echas un vistazo a los anuncios de Internet, comprobarás que se vende todo, todo lo que necesitas.

  • Puedes pedir prestadas algunas cosas, al menos las más costosas, a algún familiar o amigo que haya tenido recientemente un niño. Al menos, los objetos caros que duran poco tiempo: como la minicuna o moisés, o el cuco de paseo, que solo se pueden utilizar hasta que el bebé empiece a moverse y girarse.

  • Otra buena opción son los muebles convertibles, que crecen con el niño: cunas que se convierten en cama, cambiadores que llegan a ser mesa o estantería, hamacas en sillas...

4. Baby shower o 'lista de nacimiento'

Todos van a querer hacer regalos al recién nacido. Así que mejor anticipa lo que necesita, para no encontarte con duplicados del mismo objeto o montañas de ropa que al bebé no le va a dar ni tiempo a usar.

Aunque aquí en España aún no está completamente extendida la idea de elaborar una lista de compras para el bebé, al igual que se hacen listas de boda, la mayoría de los invitados al Baby shower (normalmente antes de que seas madre), la fiesta de bienvenida o bautizo, lo agradecerán. Y el ahorro para los padres es considerable.

5. Busca y compara precios

Para todo: pañales, biberones o el cochecito de paseo, que es una de las inversiones más fuertes cuando nace un bebé. Aprovechar una oferta, o elegir el establecimiento más barato, puede suponer un ahorro considerable de dinero.

El ahorro al estilo tradicional en versión japonesa: el método Kakeibo

Kakeibo Páginas de Kakeibo. Foto Trendencias

El método Kakeibo (pronunciado kakebo) es un sistema de contabilidad japonés que ayuda a controlar nuestros gastos y ahorrar.

Es una vuelta a los métodos tradicionales de control de gastos, ya que se basa en un pequeño librito de contabilidad y finanzas. Eso sí, estructurado de una manera específica. En Amazon, por ejemplo, puedes encontrar algunos muy bonitos, por unos 13 €.

Se trata de anotar al principio de cada mes los ingresos y los gastos fijos tipo la hipoteca o alquiler, la luz, la comunidad.... Así podemos saber cuándo dinero nos queda disponible para el resto de gastos que tenemos durante el mes.

Cada vez que hagamos una compra o paguemos algo se debe apuntar en el día y la sección que corresponda: alimentación, ropa, aseo...

Lo importante de este sistema es ser constantes y meticulosos. No se puede dejar nada sin anotar, por muy pequeño que sea el gasto, o no servirá de nada.

Solo apuntando con todo detalle en qué invertimos nuestro dinero es cuando salen a la luz esos pequeños gastos superfluos de los que podemos prescindir y que son los que no nos ayudan a ahorrar.

Se basa en dos ideas muy sencillas:

  • La planificación. Hay que tener una idea de partida de cuánto vamos a gastar y convertirla en cifras.

  • Análisis de lo gastado. Pasado un mes, por ejemplo, hay que comprobar si se ha cumplido o no el plan inicial, y si ha habido una desviación del camino (hremos gastado más), por qué razón.

Kakeibo en el móvil

Es cierto que el sistema de la libreta está bien cuando estás en casa, pero al final no te la llevas a todos los lados y pueden haber gastos pequeños en la calle que no anotas. Y, como hemos dicho antes, si no eres preciso y constante, el método de ahorro no funciona.

Sabemos que del móvil sí que no te separas nunca, así que si te resulta más sencillo, puedes optar por una app del método japonés.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Qué hacer con la ropa de bebé que ya no le queda a tus hijos, Babykeeper, un colchón que ayuda a prevenir la muerte súbita y te avisa si tu bebé tiene fiebre

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio