Compartir
Publicidad
Publicidad

"Educa, no pegues", guía para padres y madres

"Educa, no pegues", guía para padres y madres
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por suerte cada vez más familias son conscientes de que la crianza respetuosa es incompatible con el maltrato a los niños, pero sigue haciendo falta mucha sensibilización al respecto y desde Bebés y más os ofrecemos a menudo recursos para una educación sin castigos. "Educa, no pegues" es una guía para la sensibilización contra el castigo físico a los niños y niñas en la familia.

Se trata de una guía para madres y padres promovida entre otros por Save the Children y UNICEF y que parte de la base de que "Los padres y madres necesitan amor, respuestas, apoyo, atención, respeto, confianza, tiempo", lo mismo que los hijos, claro.

Ya hemos hablado de otras campañas en el pasado, y hoy queremos aproximarnos a esta realizada por Save the Children, pues aunque ya tiene un tiempo, sigue siendo de utilidad y encontramos una reflexión y recursos para educar sin azotes.

Si echamos la vista desde cuatro décadas atrás hasta la actualidad, 24 países han prohibido los castigos físicos, sin embargo se observa que en muchos países se sigue pegando a los hijos, incluso a pesar de las leyes. Y los datos que no se sabrán al respecto... pues uno de los problemas del maltrato es su invisibilidad.

En EEUU, por ejemplo, cerca del 80% de los niños en edad preescolar siguen recibiendo azotes. En España, según un informe del programa "Construir una Europa por y para los niños", la mitad de los padres pegan a sus hijos. Y en Latinoamérica solo tres países prohíben el castigo físico infantil.

Y es que incluso en los lugares en los que pegar a un niño sí está considerado como delito, o bien se desconoce, o bien aún cuesta asumir este hecho, y es que la mayor parte de la sociedad considera que el castigo físico es algo normal y aceptable.

Pero se está contraviniendo la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas que en su artículo 19 recoge el derecho del niño a su integridad física, y pegar a un niño no es una forma de educarle.

Objetivos de la campaña "Educa, no pegues"

Todos estos datos hacen necesarias campañas como "Educa, no pegues", que a pesar de ser publicada en 1999 no ha perdido vigencia. Sus objetivos son:

  • Sensibilizar a la población, y particularmente a los padres, madres y profesionales responsables de la atención a la infancia, sobre las consecuencias asociadas al castigo físico.

  • Promocionar formas positivas y no violentas de educación y cuidado del niño en el ámbito familiar.

  • Informar a los niños y niñas sobre sus derechos.

La campaña persigue promover un modelo educativo que contemple las normas y los límites como imprescindibles en la educación de los niños y niñas, pero no el castigo físico porque la bofetada no educa, y además, hace daño. Para ello ofrece una serie de herramientas básicas, alternativas positivas para los padres que quieren educar sin violencia.

Pegar a un niño conlleva graves consecuencias, tanto emocionales como físicas, y no se pueden tolerar. Pegar no es una buena manera de educar, es un recurso que nos anula como padres protectores, personas respetuosas y responsables.

Por ello establecer en las leyes la prohibición es un primer paso para erradicar esa violencia que muchas veces queda oculta. Y la difusión de campañas centradas en la sensibilización social respecto al maltrato infantil como "Educa, no pegues" siguen siendo necesarias en todo el mundo. Una lectura muy recomendable, sin duda.

Sitio Oficial | Save the children En Bebés y más | Criar sin azotes: recursos para prevenir, Educar con respeto, Corregir no es pegar: alternativas a la bofetada, El maltrato verbal es violencia, Intervenir si presenciamos una bofetada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos