Compartir
Publicidad
Día de la Mujer: el camino que nos queda por recorrer para nuestras hijas, futuras trabajadoras
Ser Padres

Día de la Mujer: el camino que nos queda por recorrer para nuestras hijas, futuras trabajadoras

Publicidad
Publicidad

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, una fecha en la que todos hablamos de igualdad, de derechos laborales y de los logros alcanzados por las mujeres en una sociedad en la que todavía queda mucho camino por recorrer.

El lema de este año es "Por un Planeta 50-50 en 2030: Demos el paso para la igualdad de género". ¿Conseguiremos la igualdad para esa fecha? Ojalá. Por nuestras hijas. Porque como madres no sólo pensamos en nuestros propios derechos, sino en lo que les espera a nuestras hijas como futuras trabajadoras. ¿Estamos contribuyendo a un futuro mejor para nuestras hijas?, ¿qué semillas estamos plantando para que las niñas de hoy recojan los frutos el día de mañana?

Valorar y apoyar la maternidad

Dejar de ver la maternidad como un impedimento sino como una ventaja es un paso que en algún momento la sociedad tiene que dar para que las cosas cambien y nos encaminemos hacia la verdadera igualdad.

La maternidad es un plus, un valor añadido, un motor transformador, que en lugar de destacarse, se esconde. Si hablamos de trabajar fuera del hogar, hay investigaciones que demuestran que las mujeres con hijos son las más productivas en el trabajo a lo largo de su carrera profesional, sobretodo si tienen dos hijos o más.

Conciliación real trabajo-vida familiar

Lograr una conciliación real es un punto clave para que las mujeres del mañana consigan igualdad de oportunidades. Las mujeres deben poder elegir si quieren dejar el trabajo para quedarse en casa y cuidar de sus hijos o salir a trabajar siendo madres, sin necesidad de sacrificar su maternidad. La libertad está en el poder de decidir.

Son muchas las medidas que deberían ponerse en marcha en los próximos años de cara a fomentar una verdadera conciliación: políticas y empresas que apoyen la maternidad en el ámbito laboral, racionalización y flexibilidad de horarios, una baja maternal mínima de 6 meses, permisos de paternidad en condiciones...

Igualdad desde la familia

La igualdad no es un valor que se promulgue en discursos, sino una enseñanza que los padres tenemos la obligación de inculcar a los niños desde que son muy pequeñitos. Como padres, educar a los niños y a las niñas bajo el concepto de igualdad desde el ejemplo, desde las tareas del hogar compartidas hasta los más mínimos comentarios en casa. Los hombres deben ser también defensores de la igualdad de género.

Igualdad salarial

Hay datos que señalan que las mujeres cobran un 20% menos que los hombres por realizar el mismo trabajo, que de ser cierto es para avergonzarse. La igualdad salarial es una conquista imprescindible para la mujer, íntimamente ligada con la valoración de la maternidad de la que hablábamos antes, puesto que las madres experimentan las brechas salariales más amplias. El llamado "impuesto maternidad".

dia-de-la-mujer

Apoyar la educación de la mujer

El acceso a la educación de las mujeres es clave para conseguir el objetivo de igualdad 50-50. En la actualidad, las niñas tienen peor acceso y condiciones en la educación que los niños. A una de cada cinco se les niega el acceso a la educación por su realidad diaria de pobreza, discriminación y violencia.

Mayor participación de las mujeres en puestos de liderazgo

Hay un gran desequilibrio con respecto a los hombres en el acceso a puestos directivos y gerenciales. Se necesitan más mujeres, tanto en puestos de liderazgo del sector privado y de la política, como en el sector público. Fomentar la participación y el liderazgo de las mujeres y su empoderamiento económico es clave para conseguir la igualdad.

“La participación de las mujeres a todos los niveles y el fortalecimiento del movimiento de las mujeres nunca han sido tan decisivos, con la colaboración de niños y hombres, para empoderar a las naciones, construir economías más fuertes y sociedades más saludables. Es imprescindible que la Agenda 2030 apueste por la transformación y la inclusión”.

No a la discriminación por sexo

Es imprescindible poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en todo el mundo, así como eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.

Stop a la violencia de género

Cada día mueren demasiadas mujeres a causa de la violencia de género, una lacra de nuestra sociedad de la que los niños y las niñas también son víctimas.

Es obligatorio eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.

Más información | ONU Mujeres
En Bebés y más | Día Internacional de la Mujer (y de las Niñas)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio