Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Y si la obesidad pudiera tratarse con una vacuna?

¿Y si la obesidad pudiera tratarse con una vacuna?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No sé si existe algún mortal residente en el hemisferio norte del planeta que desconozca la dieta Dukan, pero si es así, pronto la conocerá. Es tanta gente la que está siguiendo esta dieta u otras dietas ahora que es verano que parece evidente que vivimos un grave problema de sobrepeso en nuestra población.

Los niños no se salvan. El 26,6% de los niños de entre 6 y 10 años tiene sobrepeso y, de ese porcentaje, el 19,1% es obeso. Se podría decir que estamos llegando a un punto en el que gran cantidad de nuestros hijos tendrán obesidad en el futuro, con todo lo que ello conlleva para su salud y también para nuestro sistema de salud en cuestión de gasto, pues la obesidad aumenta el riesgo de que aparezcan enfermedades crónicas.

Por esta razón, además de incidir en los hábitos de alimentación y en la recomendación de hacer deporte (tendríamos que volver a cazar para comer, yo creo), se están investigando nuevas opciones, como podría ser la vacuna contra la obesidad, que al parecer está teniendo buenos resultados con animales.

Se trata de una vacuna que suprime la hormona grelina, que es la encargada del apetito que tenemos y que está ligada también al gasto metabólico del cuerpo.

Administrando esta vacuna a ratones se ha observado que disminuye la cantidad de alimento ingerido y que además aumenta el gasto metabólico, aumentando así el número de calorías quemadas.

Para mostrarlo en datos, pasadas 24 horas de la administración de la primera vacunación los ratones obesos comieron un 18% menos que los ratones del grupo de control. Tras la vacuna final los ratones vacunados comían sólo el 50% de lo que comían los ratones no vacunados. Los efectos del tratamiento duraron dos meses, así que si tenemos en cuenta que los ratones viven unos 18 meses, esos dos meses equivaldrían a cuatro años de los nuestros.

La investigación se está llevando a cabo en la Universidad de Porto, en Portugal, y se basa en la utilización de un virus no infeccioso cuya presencia en el organismo genera anticuerpos que atacan a la grelina, produciéndose su supresión.

El objetivo de la vacuna es convivir con la dieta adecuada y el ejercicio diario como tratamiento para la obesidad. Desconozco si llegará a aparecer como tratamiento, pero no estaría mal como ayuda para aquellas personas concienciadas que cambian sus hábitos en pro de una vida más saludable. Sobre si se podrá administrar a niños pequeños, ni idea… aunque quizás sea peligrosa, porque los niños necesitan comer para crecer.

Vía | Eurekalert
Foto | Kyle May en Flickr
En Bebés y más | Medidas reales contra el sobrepeso infantil (I) y (II), Obesidad infantil: cómo calcular el IMC de los niños (y valorarlo en las tablas)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos