Publicidad

Torsión testicular en niños y adolescentes: un cuadro grave de dolor agudo en los testículos que hay que atender con urgencia

Torsión testicular en niños y adolescentes: un cuadro grave de dolor agudo en los testículos que hay que atender con urgencia
Sin comentarios

La patología testicular en la infancia es amplia, frecuente y abarca desde procesos leves hasta verdaderas urgencias médicas. Tal sería el caso de la torsión testicular, un cuadro grave de comienzo súbito e intenso dolor que requiere de atención médica urgente.

Te explicamos en qué consiste, qué síntomas presenta y cómo se trata la torsión testicular en la infancia y adolescencia.

¿Qué es la torsión testicular?

torsion testicular Vía FAPap

Los testículos, encargados de producir los espermatozoides, se encuentran protegidos dentro de la bolsa escrotal y suspendidos desde arriba por el cordón espermático. Desde el interior del abdomen, descendiendo por el canal inguinal y a lo largo del cordón espermático se encuentran las arterias espermáticas, responsables de llevar sangre y oxígeno a los testículos.

Cuando se produce un giro o torsión sobre sí mismo del cordón espermático, los vasos sanguíneos se obstruyen y el testículo deja de recibir sangre. A este grave episodio se le denomina 'torsión testicular' y es la causa más frecuente de urgencia pediátrica del tracto genitourinario.

Aunque puede ocurrir a cualquier edad, el 65% de los casos sucede durante el desarrollo puberal (entre los 13-15 año), aunque también puede darse durante el periodo neonatal con una incidencia del 10% de los casos.

Síntomas de la torsión testicular

  • Dolor en el escroto (generalmente de un lado) que comienza de forma repentina. El dolor es muy severo y puede irradiarse a la región inguinal y a la zona baja del vientre
  • Pueden aparecer náuseas, vómitos, sudoración y afectación del estado general
  • El testículo aparece agrandado, ligeramente acortado y con el escroto hinchado y sensible
No todos los episodios de dolor escrotal son provocados por una torsión testicular. Pero puesto que el dolor es el síntoma más característico y se trata de una urgencia médica, ante la aparición de dolor en los testículos se debe consultar de inmediato

Causas de la torsión testicular

Aunque en algunos casos no se conocen las causas por las que se produce la torsión testicular, en la mayoría de las ocasiones ocurre debido a una fijación inadecuada, incompleta o ausente del testículo, así como a un cordón espermático más alargado de lo normal.

Hay una serie de factores desencadenantes, como el ejercicio físico intenso, los traumatismos o lesiones en el escroto, la inflamación local, la exposición al frío o la estimulación sexual. Igualmente, los antecedentes familiares parecen elevar el riesgo de sufrir torsión testicular.

Diagnóstico y tratamiento

Como hemos comentado, ante la aparición de un dolor súbito y agudo en los testículos se debe consultar de inmediato con el médico, pues en caso de tratarse de una torsión testicular el tiempo es clave para poder salvar el testículo. No en vano, en un 30-40% de los casos la torsión testicular da como resultado la pérdida del mismo.

Así, si el episodio se resuelve en las primeras seis horas la viabilidad del testículo es del 100%, pero pasadas las 12 horas decrece al 20%

El diagnóstico se realiza a través de un examen físico, aunque en ocasiones se necesita confirmación mediante ecografía doppler, que mostrará un flujo de sangre disminuido en un testículo con respecto al otro.

El tratamiento es quirúrgico y consiste en deshacer la torsión y fijar posteriormente el testículo afectado. Se realiza mediante anestesia general.

En algunos casos el cordón espermático podría retorcerse y luego volverse a enderezar por si solo sin tratamiento alguno, desapareciendo también el dolor. No obstante, esto ocurre en pocas ocasiones, por lo que esperar a que el problema se resuelva por sí solo puede conllevar graves consecuencias.

Por otro lado, en caso de que el episodio se resuelva de manera espontánea no debe ser ignorado y hay que consultar con el médico igualmente, pues existe un riesgo elevado de que la torsión vuelva a repetirse en el futuro.

Los pacientes con torsión testicular pueden sufrir complicaciones futuras relacionadas con la fertilidad, en función del grado de severidad del daño testicular y del tiempo que se haya tardado en solucionar el problema. De este modo, según leemos en la revista Pediatría Integral, se considera que la fertilidad está preservada en aquellos casos de torsión testicular tratados dentro de las primeras 8-12 horas.

Foto | iStock

Vía | En Familia - AEP, Teens Health, Healthy Children, FAPap

En Bebés y Más | La operación de fimosis: cuándo se recomienda y en qué consiste, Balanitis en bebés y niños pequeños: qué es y cómo se trata esta inflamación del pene

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios