Una precisa herramienta puede detectar el autismo en bebés de tan solo 12 meses

Una precisa herramienta puede detectar el autismo en bebés de tan solo 12 meses
Sin comentarios

El autismo es un trastorno neurológico que forma parte del grupo de trastornos del espectro autista denominado (TEA) y que afecta la capacidad para comunicarse y relacionarse con otras personas. Por lo regular, este trastorno se diagnostica alrededor de los cuatro o cinco años de edad, pero una nueva y precisa herramienta puede detectarlo en bebés de tan solo 12 meses.

Una investigación ha comprobado la eficacia de esta herramienta de detección temprana para el autismo, desarrollada por investigadores de la Universidad La Trobe, que ya se usa en once países y es capaz de detectar el trastorno más de tres años antes que las pruebas tradicionales.

El estudio, que fue publicado en la revista científica JAMA Open, se llevó a cabo a lo largo de cinco años con más de 13.500 niños de Victoria (Australia) de entre 11 y 42 meses de edad.

Encontró que la nueva herramienta SACS-R es extremadamente precisa para identificar a niños muy pequeños con trastornos del espectro autista. De los bebés y niños pequeños de 12 a 24 meses señalados por la herramienta, al 83 por ciento se les diagnosticó posteriormente autismo.

autismo
Esta herramienta de detección temprana del autismo en niños pequeños ya se usa en 11 países y es la más efectiva del mundo.

Cuando se realizó un chequeo con niños en edad preescolar (con SACS-Preschool), el 96 por ciento de los niños con espectro autista fueron identificados en sus revisiones de salud a los 3,5 años.

La investigadora principal, la profesora asociada Josephine Barbaro, del Centro de Investigación del Autismo Olga Tennison (OTARC) de la Universidad La Trobe, dijo que la investigación apunta a la necesidad crítica de que SACS-R y SACS-Preschool se implementen en Australia y el mundo, como parte de controles regulares de salud infantil.

"A menudo se les dice a los padres que “esperen y vean” cuando plantean inquietudes sobre el desarrollo de sus hijos. Esto significa que la edad promedio de diagnóstico es de alrededor de cuatro a cinco años y se han perdido oportunidades de apoyo temprano “, dijo la profesora.

Poner esta herramienta altamente efectiva en manos de un profesional de la salud calificado, para que también sean examinados para detectar autismo durante los controles de salud de rutina, marca una gran diferencia para la detección temprana. “ continuó Barbaro.

¿En qué consiste esta herramienta?

Las herramientas SACS-R (Social Attention and Surveillance-Revised, en español Estudio de Atención y Vigilancia Social Revisado -para niños de 11 a 30 meses) y SACS-Preschool (Estudio de Atención y Vigilancia Social en edad  Preescolar -de 3,5 a 5 años), son herramientas de detección creadas para el diagnóstico temprano del trastorno del espectro autista.

Ha sido desarrollada durante 15 años y se utiliza para identificar un conjunto de comportamientos que son característicos de los niños con TEA a partir de los 11 meses de edad, entre ellos el uso poco frecuente o inconsistente de:

  • Gestos: uso infrecuente o incoherente
  • Saludar y señalar objetos
  • Respuesta a la llamada de su nombre
  • Contacto visual
  • Imitación o copia de las actividades de los demás
  • Compartir el interés con los demás
  • Juego de simulación

(Para más información sobre las pruebas entra aquí)

El diagnóstico precoz del autismo es fundamental, ya que permite acceder antes a los apoyos, servicios y terapias. Mejora los resultados del desarrollo, aumenta la participación en la escolarización ordinaria y reduce los apoyos necesarios a medida que los niños crecen.

La precisión de las herramientas de cribado del autismo utilizadas en otras partes del mundo es muy limitada, incluida la conocida M-CHAT, que tiene un nivel de precisión de sólo el 6% cuando se utiliza en una población comunitaria.

Prevalencia del autismo en niños pequeños

Un objetivo secundario del estudio fue establecer la prevalencia del autismo en esta muestra comunitaria.

La prevalencia fue de 1 en 50 (2,0 %) entre los 11 y los 30 meses de edad. Esta prevalencia aumentó a 1 de cada 31 (3,3 %) cuando se identificaron niños en el espectro del autismo en su consulta de 42 meses.

Esta última tasa de prevalencia es superior a las tasas del 2,3 % reportadas por los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) y del 1,5 % al 2,5 % de un estudio longitudinal australiano de niños menores de 7 años.

Más información | Universidad La Trobe

Foto | yanalya - www.freepik.es

En Bebés y más | Los genes representan aproximadamente el 80% del riesgo de un niño de desarrollar autismo, de acuerdo con un nuevo estudio

Temas
Inicio