Compartir
Publicidad

Mi hijo se marea en el coche, ¿qué puedo hacer?

Mi hijo se marea en el coche, ¿qué puedo hacer?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos días son muchas las familias que viajan en coche con los niños hasta su destino de vacaciones. El coche cargado, el niño asegurado en su sistema de retención, comienza el viaje y al poco tiempo comienzan los síntomas: palidez, sudores fríos, dolor de cabeza, nauseas. El niño se ha mareado en el coche, ¿qué puedo hacer?.

Debido a la inmadurez de sus sistema nervioso, los pequeños son más susceptibles que los adultos a sufrir cinetosis o mareo cinético, una alteración que se produce en el sistema que regula nuestra percepción del equilibrio.

El mareo se produce cuando existe una “falta de coordinación” entre la sensación de movimiento que proviene de la vista, la sensación de aceleración que proviene del oído y la sensación de posición de nuestro cuerpo que proviene de huesos y músculos. Sucede habitualmente produce durante los viajes en coche, pero también puede suceder en cualquier medio de locomoción como barco, avión, etc...

Cómo prevenir el mareo del niño en el coche

Aunque a veces es inevitable, podemos tomar algunas medidas para prevenir que el niño se maree en el coche, como por ejemplo:

  • Evitar que el niño fije la vista en un objeto como una pantalla de DVD, una consola o un libro, por ejemplo. Se recomienda que vaya mirando el paisaje por la ventanilla o que mire el horizonte por el parabrisas para que la sensación de movimiento que está experimentando su cuerpo "cuadre" con lo que ven sus ojos.

  • Buscar distracciones o juegos que le mantengan entretenido. Juegos como el veo-veo, contar historias o cantar canciones ayudarán a que el niño esté entretenido distrayéndolo de un posible mareo.

  • Evitar comidas copiosas antes del viaje. Es muy factible que tras el mareo se produzcan los vómitos y si ha comido mucho la sensación de malestar empeora. Si tiene hambre, darle alimentos secos y ricos en hidratos de carbono. Evita las bebidas gaseosas y la leche.

  • Procura hacer paradas en la carretera cada dos o tres horas.

  • Evita movimientos bruscos de aceleración y desaceleración al conducir, así como los caminos demasiado sinuosos.

¿Qué hacer si el niño se ha mareado en el coche?

Si notas que el niño se encuentra mal, procura detener en coche en un sitio permitido, o si no es posible abre las ventanillas y ventila bien el coche.

Si puede bajar del coche y dar un pequeño paseo, mejor para que su cuerpo se mueva. Sino intenta que no fije la vista y que mire hacia el horizonte a través del parabrisas con la cabeza algo elevada.

Un consejo de la abuela, que hacía mi madre cuando yo era pequeña, es colocar un paño húmedo en la nuca o en la frente, y eso me hacía sentir mejor.

Cuando todo lo anterior falla

Hay niños que se marean y vomitan con muchas frecuencia en el coche, que realmente lo pasan mal, no es algo ocasional.

Siempre bajo supervisión del pediatra y en la dosis que se indique se pueden administrar medicamentos antihistamínicos que bloquean las transmisiones nerviosas que producen los síntomas del mareo. Los hay en forma de jarabes para los niños pequeños (hay unos monodosis muy prácticos) y en forma de chicles para los más mayorcitos.

De todas formas, por si todo lo anterior falla y no hay manera de prevenir el mareo, siempre es recomendable llevar a mano una bolsa de plástico o de papel y ropa de cambio por si el niño vomita dentro del coche.

Espero que con estos consejos tengáis un viaje en coche con niños tranquilo y sin mareos.

Foto | Thinkstock
Más información | Aepap
En Bebés y más | Viajar en coche con niños: evitando el mareo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio