Compartir
Publicidad
Publicidad

Más datos sobre el colecho y el riesgo de muerte súbita del lactante

Más datos sobre el colecho y el riesgo de muerte súbita del lactante
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace pocos días publicaba un artículo sobre el colecho y el riesgo de muerte súbita del lactante en el que mencionaba que grandes expertos como Rosa Jové o Carlos González recomiendan esta práctica. De hecho, lo practican muchos más padres de los que confiesan hacerlo ya que tiene muchos beneficios para las dos partes.

Según los defensores de dormir con el bebé, entre los que me incluyo, cumpliendo una serie de requisitos puede practicarse un colecho seguro, es decir dormir en la misma cama sin ningún tipo de riesgo para el pequeño.

Además de facilitar la lactancia, me parece práctico y natural, pero me he quedado asombrada al leer una entrevista con la doctora argentina Irene Scheimberg, prestigiosa pediatra responsable de patología pediátrica y perinatal del Royal London Hospital y especialista en autopsias de niños que han fallecido de muerte súbita, quien nos da más datos sobre el colecho.

La doctora explica que ha sido un gran paso recomendar a los padres que pusieran a dormir a sus bebés boca arriba, pues gracias a ese cambio se han logrado disminuir notablemente las muertes en lactantes.

Recomienda además no dormir con el bebé en la misma cama durante toda la noche, sino ponerlo a dormir en su propia cuna pues ha podido comprobar que muchos de los niños que han sufrido muerte súbita del lactante eran en su mayoría bebés menores de cuatro meses que dormían en la cama con sus padres, generalmente en invierno y con mucho abrigo.

Cree que la muerte súbita puede estar relacionada con el sistema de regulación de la temperatura corporal. Hay niños que maduran más tarde que otros y niños con diferentes reacciones frente al calor y al frío. Para ciertos bebés dormir en la misma cama expuestos al calor corporal que despiden los padres sumado al abrigo de la ropa de cama aumenta el riesgo de que se produzca una tragedia, y más aún en el caso de que alguno de los padres, o los dos, fumara.

Las declaraciones de la Dra me han dejado algo desconcertada, ya que entre los beneficios del colecho podemos encontrar que favorece la termorregulación corporal del bebé y que los niños que duermen con sus padres tienen mayor cantidad de despertares nocturnos evitando el sueño profundo y disminuyendo el riesgo de apnea durante el sueño.

Seguiré apoyando el colecho pero recordando que entre otras recomendaciones es muy importante no abrigar en exceso al bebé ni taparle la cabeza con las mantas.

Una solución intermedia es la cohabitación, es decir dormir con el bebé en la misma habitación o utilizar una cuna que se adosa a la cama matrimonial en la que el niño duerme junto a sus padres sin estar pegado a ellos. Tener al bebé cerca favorece el estado de alerta de la madre ante posibles episodios de apnea.

Vía | El Correo Digital Más información | Asociación Española de Pediatría En Bebés y más | El colecho y el riesgo de muerte súbita del lactante En Bebés y más | Un estudio apunta que la nicotina está relacionada con la muerte súbita En Bebés y más | Muerte súbita: reduce el riesgo En Bebés y más | “El 80% de los niños duerme en compañía”, Rosa Jové En Bebés y más | Los lectores de Bebés y más están más a favor del colecho que en contra, conclusiones de la encuesta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos