Publicidad

La leche materna puede proteger al recién nacido contra los virus

La leche materna puede proteger al recién nacido contra los virus
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Como afirma Unicef, la leche materna es la primera vacuna del bebé pues proporciona protección natural frente a las infecciones en el recién nacido. Sus beneficios inmunitarios son innegables, y así lo corrobora una nueva investigación realizada por científicos de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos). 

Los resultados afirman que incluso pequeñas cantidades de leche materna influyen fuertemente en la acumulación de poblaciones virales en el intestino del lactante y proporcionan un efecto protector contra virus potencialmente patógenos.

En el estudio, realizado con cientos de bebés y publicado en la revista Nature, los investigadores midieron el número y los tipos de virus en las primeras deposiciones, el meconio, y en las deposiciones posteriores de bebés recién nacidos en los Estados Unidos y en Botswana. 

Al nacer, los bebés tenían poca o ninguna colonización, pero al mes de vida las poblaciones de virus y bacterias estaban bien desarrolladas, con números de virus que alcanzaban los mil millones por gramo de contenido intestinal.

La mayoría de los primeros virus fueron depredadores que crecen en las primeras bacterias que colonizan el intestino infantil. Más tarde, a los cuatro meses, observaron que los virus que pueden replicarse en las células humanas y potencialmente enfermar a los humanos, fueron más prominentes en las heces de los bebés.

Se observó un fuerte efecto protector de la lactancia materna, que suprimió la acumulación de estos virus potencialmente patógenos, tanto en los bebés de Estados Unidos como en los de Botswana.

Otra conclusión de este trabajo fue que la leche materna podría ser protectora incluso si a veces se mezcla con fórmula, en comparación con una dieta solo con fórmula.

"Estos hallazgos pueden ayudarnos a comprender mejor por qué algunos bebés se enferman y desarrollan infecciones potencialmente mortales en sus primeros meses de vida", dijo el autor principal Frederic Bushman, PhD, presidente del departamento de Microbiología.

El país de origen de los recién nacidos también jugó un papel importante en la prevalencia de las infecciones virales. Los bebés de Botswana tenían más probabilidades de tener esos virus potencialmente dañinos en sus heces a los cuatro meses, en comparación con las heces de los bebés de los Estados Unidos.

"La ubicación de la madre y el bebé parece desempeñar un importante papel, probablemente debido al tipo y la cantidad de microorganismos a los que los bebés están expuestos ambientalmente", dijo Guanxiang Liang, PhD, investigador postdoctoral en el departamento de Microbiología.
"Sin embargo, los bebés nacidos en Botswana todavía parecían beneficiarse de la lactancia materna, ya sea exclusivamente o además del consumo de fórmula".

La siguiente fase de la investigación será estudiar cómo se desarrolla el viroma intestinal (la colonización total de virus presentes en el intestino) en diferentes edades y cómo varía e influye en el crecimiento de los niños de todo el mundo. 

Vía | Science Daily 

En Bebés y más | A los seis años, los niños que recibieron leche materna tienen menor riesgo de infecciones y alergias, Que un recién nacido se contamine de su madre parece ser lo más recomendable

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios