Compartir
Publicidad
La vacuna del virus del papiloma humano: todo lo que hay que saber
Salud infantil

La vacuna del virus del papiloma humano: todo lo que hay que saber

Publicidad
Publicidad

La vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH) comenzó a ponerse en España hace diez años. Actualmente está incluida en el calendario oficial de vacunas para todas las niñas a partir de los 11-12 años de edad, aunque la Asociación Española de Pediatría también recomienda su administración en varones.

Hoy te contamos todo lo que necesitas saber acerca de esta vacuna y las enfermedades frente a las que protege.

¿Qué es el VPH, qué enfermedades produce y cómo se transmite?

El virus del papiloma humano (VPH) o papilomavirus, es transmitido tanto por hombres como por mujeres durante las relaciones sexuales, y responsable de diferentes enfermedades.

Se calcula que más de la mitad de las personas sexualmente activas contraen este virus en algún momento de su vida, aunque en la mayoría de los casos la infección se vence sin problemas.
  • Si el virus persiste en el organismo durante muchos años (entre 20 y 30) o si pertenece a determinados tipos, podría provocar la aparición de tumores malignos.

En el caso de las mujeres, el virus está relacionado en la mayoría de los casos con la aparición de cáncer de cuello de útero. En el caso de los hombres se han descrito cánceres genitales y de otras localizaciones, y en ambos sexos el VPH también podría provocar tumores orofaríngeos.

  • Otro problema ocasionado por estos virus son las verrugas genitales, una afección benigna pero molesta y frecuente que afecta a ambos sexos.

Las personas vacunadas frente al VPH desarrollan defensas que evitan la infección por estos virus en caso de contacto, aunque no debemos olvidar que no todos los virus implicados en los tumores provocados por el VPH están contenidos en las vacunas disponibles hoy en día.

Por otro lado, también es importante destacar que la vacuna frente al VPH no previene otro tipo de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, la clamidia, la gonorrea, la sífilis, el herpes genital... Por lo que es fundamental hablar y educar a nuestros hijos para que lleven una vida sexual sana.

¿Por qué es importante vacunar en la adolescencia?

Como hemos comentado, el VPH se transmite a través de las relaciones sexuales y gran parte de las personas sexualmente activas contraen alguna vez este virus.

adolescentes

La vacuna resulta especialmente eficaz cuando aún no se ha producido la infección, y esto sólo puede garantizarse cuando todavía no se han iniciado relaciones sexuales. De ahí la importancia de vacunar a los preadolescentes y adolescentes.

En cualquier caso, la vacuna también estaría indicada en mujeres adultas.

¿Los niños también deberían vacunarse?

Hemos visto al inicio que el VPH es transmitido tanto por mujeres como por hombres, y en ellos también es responsable de ciertas enfermedades, por lo que el Comité Asesor de Vacunas de la AEP recomienda su administración también en niños, aunque por el momento la vacuna no está incluida en el calendario oficial.

"La vacuna tetravalente frente al VPH está aprobada para varones e incluida en los calendarios oficiales de diversos países. El CAV-AEP, sobre todo ante la creciente evidencia del papel etiopatogénico del VPH en ciertos tipos de cáncer de mayor incidencia en el varón, como el cáncer anal y de cabeza y cuello, opina favorablemente sobre la recomendación de administrar la vacuna a los adolescentes varones ya a partir de los los 11-12 años"

En algunos países como Australia, por ejemplo, tanto los niños como las niñas llevan años recibiendo esta vacuna de forma gratuita, y según datos de la Sociedad Internacional del Virus de Papiloma, la tasa de afectadas por cáncer de cuello de útero ha descendido de forma drástica, pudiéndose convertir en el primer país del mundo en erradicar este tipo de cáncer.

Cuándo y cómo administrar la vacuna

En la actualidad hay dos vacunas en el mercado que protegen contra los dos tipos de papilomavirus que con mayor frecuencia son causantes del cáncer: Cervarix y Gardasil. Esta última protege, además, contra las verrugas genitales benignas, por lo que su uso también está autorizado en varones.

La vacuna se administra a través de una inyección en el hombro a todas las niñas y adolescentes de entre 11 a 14 años (en función de los calendarios vacunales oficiales de cada comunidad autónoma). La pauta completa consta de 2 o 3 dosis y se finaliza en 6 meses.

Esto es lo que dice la AEP al respecto:

"Se administra a todas las chicas, preferentemente a los 12 años, para prevenir el cáncer cervical, anal y las lesiones precancerosas del tracto genital en la mujer. Se debe informar y recomendar también a los chicos sobre la posibilidad de recibir esta vacunación, tanto VPH9, como VPH4 o VPH2, que están autorizadas para varones, aunque con VPH2 hay escasa experiencia aún en varones"

"Administrar 2 dosis a los 11-12 años. Pautas de vacunación según el preparado vacunal: para la vacuna tetravalente, pauta de 2 dosis (0 y 6 meses) para niñas entre 9 y 13 años y pauta de 3 dosis (0, 2 y 6 meses) en mayores de 14 años; la bivalente y la nonavalente con pauta de 2 dosis (0 y 6 meses) para niñas entre 9 y 14 años y pauta de 3 dosis (0, 1-2 y 6 meses) para mayores de 15 años"

"Es posible su coadministración con las vacunas MenC, las de hepatitis A y B, y con Tdpa. Aunque todavía no hay datos de coadministración con la vacuna de la varicela, no debería plantear problemas".

Efectos secundarios de la vacuna

Desde que esta vacuna comenzó a administrarse en nuestro país, son muchas las personas que han manifestado sus dudas y temor a vacunar a sus hijas por miedo a los efectos secundarios. Sin embargo, la OMS reafirma su seguridad y recomienda la vacunación.

Según podemos leer en este artículo publicado por el Comité Asesor de Vacunas sobre la revisión de los efectos secundarios realizada por el Global Advisory Committee on Vaccine Safety (GACVS), comité asesor de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

"Tras el examen de una gran cantidad de estudios e informes de notable calidad metodológica, no hay razones que sustenten la relación de la vacunación frente al VPH con otros efectos adversos, aparte de la anafilaxia y el síncope, y sigue considerando que la vacunación frente al VPH es extraordinariamente segura"

"Los síncopes, relacionados con la ansiedad y el estrés de la vacunación, son el efecto adverso más frecuente. Ningún otro efecto secundario relevante ha sido identificado"

vacuna

En su web, el Comité Asesor de Vacunas de la AEP destaca el dolor y enrojecimiento en el lugar del pinchazo como síntomas más comunes, seguidos de fiebre poco importante, y mareos y lipotimias que podrían reducirse si el paciente se sienta o recuesta a la hora de recibir la vacuna.

Sobre los efectos secundarios graves, la AEP asegura que son "extraordinariamente raros", y la OMS estima una incidencia de anafilaxia después de la vacunación en 1,7 casos/millón de dosis.

Otro efecto extremadamente raro, con una incidencia de 1 caso por cada millón de dosis de vacuna es el síndrome de Guillain-Barré, puesto de manifiesto en algunos estudios hechos en Dinamarca, Reino Unido, Francia y EE.UU.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos