Publicidad

Hipoglucemia neonatal: qué es y por qué puede producirse una bajada de glucosa en el bebé

Hipoglucemia neonatal: qué es y por qué puede producirse una bajada de glucosa en el bebé
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La hipoglucemia neonatal hace referencia a una bajada de los niveles de azúcar en sangre en los primeros días después del nacimiento. Se trata de uno de los trastornos metabólicos más comunes, y aunque requiere de urgencia médica en su tratamiento para evitar consecuencias graves, en la mayor parte de los casos tiene un pronóstico bueno.

Te explicamos qué es la hipoglucemia neonatal, y en qué casos puede producirse una bajada de los niveles de glucosa en sangre en el bebé.

Qué es la hipoglucemia neonatal

La hipoglucemia neonatal se produce cuando el organismo del bebé consume más glucosa de la que produce, lo que ocasiona un descenso en sus niveles de azúcar en sangre.

Mientras el bebé está en el útero recibe un aporte continuo de nutrientes a través de la placenta, cuyas concentraciones están controladas sobre todo por el metabolismo materno. Cuando nace, al cortar el cordón umbilical, el bebé pasará a depender de sus propias reservas de glucógeno que le ayudarán a hacer frente a la adaptación fuera del útero materno.

De manera natural, todos los bebés presentan una caída brusca de sus niveles de azúcar en sangre en las primeras horas tras el parto. Pero la alimentación a demanda y el contacto precoz piel con piel le ayudarán a ir regulando poco a poco su metabolismo.

Las causas por las que puede producirse una bajada de glucosa en un recién nacido son variadas, pero podríamos destacar las siguientes:

  • Exceso de insulina en la sangre del bebé a causa de una enfermedad de origen genético
  • Almacenamiento limitado de los depósitos de glucógeno, como consecuencia de un nacimiento prematuro o crecimiento intrauterino retardado
  • Cuando el bebé consume más de lo que toma y gasta todos sus depósitos (por ejemplo, en los casos de hipotermia en donde el bebé debe gastar muchos recursos para regular su temperatura)
  • Cuando no es capaz de alimentarse lo suficiente como para hacer que la glucosa suba de nivel

¿Qué bebés presentan mayor riesgo de hipoglucemia?

riesgos de hipoglucemia neonatal

Hay ciertos factores que aumentan el riesgo de que el bebé sufra una hipoglucemia neonatal:

  • Diabetes gestacional de la madre mal controlada: normalmente, en estos casos la hipoglucemia neonatal se produce entre las cuatro y seis horas después del nacimiento
  • Bebés macrosómicos (peso al nacimiento superior al percentil 90)
  • Prematuridad: según la Asociación Española de Pediatría, la hipoglucemia neonatal se produce en un 15% de los bebés nacidos antes de término
  • Los bebés que han presentado un crecimiento intrauterino retardado tienen una incidencia de hipoglucemia siete veces superior a la que presentan los bebés con crecimiento prenatal correcto
  • Situaciones de estrés perinatal e hipoxia (déficit de oxígeno en sangre) producen un incremento de utilización de glucosa, y un insuficiente aporte puede provocar hiploglucemia
  • Infección grave tras el nacimiento y sepsis
  • Ciertos trastornos genéticos raros también pueden provocar hipoglucemia neonatal
  • Niveles bajos de hormona tiroidea

En caso de que el bebé se encuentre en estos grupos de riesgo, es posible que los médicos recomienden un análisis de glucosa en sangre para determinar sus valores, y si estos son bajos, proceder al tratamiento correspondiente de forma precoz.

Señales de alerta que podrían indicar una bajada de glucosa en el bebé

Cuanto más pequeño es el bebé, más inespecíficas son las señales que pueden indicar una hipoglucemia, de ahí la importancia de hacer un seguimiento estrecho a los bebés con riesgo de sufrirla. Entre las manifestaciones más comunes de hipoglucemia neonatal están:

  • Color de la piel muy pálida o azulada
  • Problemas respiratorios como apneas (pausas en la respiración) o respiración acelerada
  • Llanto débil o anormalmente agudo
  • Irritabilidad o nerviosismo
  • Hipotonía muscular, es decir flacidez o debilidad de los músculos
  • Baja temperatura corporal
  • Vómitos
  • Temblores

En caso de que los niveles de glucosa desciendan de manera muy acusada o permanezcan bajos durante mucho tiempo, podrían presentarse convulsiones o lesiones cerebrales.

¿Cómo se trata la hipoglucemia neonatal?

lactancia materna

La hipoglucemia es una urgencia médica que requiere de un diagnóstico y abordaje terapéutico eficaz. Según el cuadro clínico que presente el niño, así como sus valores de glucosa en sangre, el tratamiento para revertir el estado hipoglucémico variará.

De este modo, en bebés con hipoglucemia leve o moderada es posible que sea suficiente con optimizar las tomas (deben ser frecuentes y adecuadas), y mantener una vigilancia médica estrecha. Pero en otros casos podría requerirse la administración de glucosa intravenosa o de ciertos medicamentos.

También es importante averiguar la causa que ha producido esa hipoglucemia, con el fin de establecer un tratamiento a largo plazo y un seguimiento que evite que la bajada de azúcar vuelva a repetirse.

Fotos | iStock

Vía | Asociación Española de Pediatría, Elsevier, American Baby Child, LactApp

En Bebés y Más | Las 17 dudas más frecuentes sobre el recién nacido en las primeras horas de vida, Si tu bebé toma pecho, estas son las claves que te ayudarán a comprobar que está bien alimentado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios