Publicidad

Contacto piel con piel: ponen en marcha un proyecto para defender el mejor comienzo en la vida

Contacto piel con piel: ponen en marcha un proyecto para defender el mejor comienzo en la vida
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La primera hora es sagrada para el bebé y la madre. Está demostrado que poner al pequeñín sobre el pecho de mamá nada más nacer, le aporta muchos y necesarios beneficios, como mantener su calor corporal, facilitar la lactancia o tranquilizarle. Por eso, cada vez más maternidades españolas ya favorecen que estén piel con piel desde el minuto cero, aunque no siempre de la forma más correcta.

Así lo han constatado expertos del Grupo de Investigación en Parentalidad Positiva (PIPP) de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Alicante, que ha puesto en marcha un proyecto colaborativo con profesionales sanitarios y familias, para favorecer el derecho de todos los recién nacidos a no ser separados de sus madres y que ese contacto piel con piel se realice de la manera más adecuada y en el mejor entorno.

Buenas prácticas en el contacto piel con piel

"Todavía hay pocos centros en España en los que se realice adecuadamente esta práctica por lo que queremos explorar, en colaboración con profesionales sanitarios y familias, cómo proteger mejor el espacio madre-bebé tras el nacimiento”.

Así lo explica Antonio Oliver-Roig, investigador de la Universidad de Alicante y matrón que añade cuál es el objetivo de este grupo de investigación, en colaboración con la asociación 'Hasta Que Tú Quieras' (HQTQ) y la Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna (FEDALMA):

“Pretendemos crear un espacio de encuentro donde los responsables sanitarios y sociedad civil puedan intercambiar experiencias y conocimiento para mejorar la atención en el comienzo de la vida”.

Para lograr este objetivo, este grupo de investigación, , están trabajando en un proyecto de formación colaborativo entre responsables de hospitales de la provincia de Alicante, investigadores y madres y padres, que impulse una implementación exitosa de buenas prácticas en el nacimiento.

El matrón explica que esta necesidad surgió tras realizar un estudio de opinión para conocer la experiencia de más de 4.300 madres que han participado voluntariamente en una encuesta online promovida desde grupos de crianza (La Mama d’Elx, Mamantial de Elda, y Lactancia Madre a Madre de Cartagena). Según los datos extraídos, solo el 40% de las encuestadas aseguraba haber tenido un contacto inmediato, continuado y de calidad con su bebé.

Conclusiones importantes de la encuesta

De todas las respuestas recibidas, se analizaron los datos de 3.212 madres de bebés nacidos entre 2015 y 2019 que no tuvieron complicaciones médicas en el parto. El 78,7 % de ellas tuvo parto vaginal y un 21,3 %, con cesárea.

El 70,1 % de los nacimientos se produjo en un hospital público; el 16,5 %, en un privado; el 0,5 %, en una casa de parto, y el 3,9 %, en casa. El 97,2 % de las madres afirmó que inició la lactancia materna tras el parto.

Los bebés que pudieron estar en contacto 'piel con piel' inmediato e ininterrumpidamente tras el nacimiento ha aumentado un 7 % en España en los últimos cinco años.

A pesar de un aumento de los casos de piel con piel, para el matrón Oliver-Roig las buenas prácticas siguen siendo escasas:

"En 2019, solo cuatro de cada diez encuestadas con bebés nacidos sanos por parto vaginal o una de cada diez con bebés nacidos por cesárea refirieron un contacto precoz, continuado y de calidad con sus bebés al nacer".

Por tipo de centro, los nacimientos en casas de parto o en casa muestran los mejores indicadores de esta práctica, con un 88 por ciento, seguido de los centros públicos, con un 42 por ciento.

En cuanto a Comunidades Autónomas son Madrid y Cataluña, los que más han favorecido el contacto 'piel con piel' en los partos vaginales, en un 60 por ciento de los casos.

Según los datos extraídos, Antonio Oliver-Roig señala que:

“La principal barrera para que estos bebés sanos estuvieran en contacto con sus madres tras el nacimiento estaba relacionada con actividades rutinarias que realizan los profesionales en el parto, y que pueden posponerse para no interferir en este espacio”.

Beneficios probados de la práctica piel con piel

Contacto Piel Con Piel

La recomendación de los protocolos de actuación actuales es que después del parto el recién nacido se ponga en contacto piel con piel sobre el pecho y el abdomen de la madre.

Los beneficios de esta práctica están probados y no se ponen en duda en ningún momento y es una medida apoyada por la Sociedad Española de Neonatología, la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia de UNICEF y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de España.

Entre sus beneficios del contacto físico precoz, ampliamente explicados en Bebés y más, se pueden destacar que: mejora la lactancia, ayuda a la termorregulación del bebé, propicia que el bebé tenga una llegada al mundo mucho menos estresante que si le separan y favorece el vínculo afectivo entre los padres y el bebé, necesario para la supervivencia y el desarrollo del bebé (prematuro y no prematuro) ya que es útil para que los padres sientan la necesidad de cuidar de su hijo y de evitar que llore, que sufra, haciendo de cuidadores en los instantes buenos y en los menos buenos.

Por todas estas razones, es lógico es que los hospitales hayan ido incorporando la medida de poner al bebé sobre la madre durante las primeras horas.

Por eso defendemos cualquier medida, como este proyecto de colaboración de Alicante, encaminada a extenderla a todas las maternidades y a realizarla de la mejor manera posible.

Vía | Universidad de Alicante

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Cómo es ese momento mágico en que vemos por primera vez al bebé?, Los bebés no nacen sucios: el primer baño puede esperar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir