Compartir
Publicidad

Encuentran pruebas de que el autismo podría originarse en el embarazo

Encuentran pruebas de que el autismo podría originarse en el embarazo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchos los niños diagnosticados de trastorno del espectro autista, tantos que en Estados Unidos la estadística dice que es uno de cada 88 niños. Estos datos hacen que los investigadores no hagan más que tratar de conocer el trastorno para ayudar a tratarlo y para prevenirlo también, si es que es posible.

Hace ya unos meses un estudio sugirió que los partos inducidos y los partos en los que se usa oxitocina sintética aumentan el riesgo de autismo. Ahora una nueva investigación concluye que el autismo podría originarse en el embarazo, durante la formación del cerebro.

Datos del estudio

Investigadores de diferentes centros de investigación de EE.UU. decidieron que una buena manera de conocer el cerebro de los niños autistas era analizándolo directamente. Para ello tomaron muestras de tejido cerebral de 22 niños después de que fallecieran. Once de ellos tenían autismo y los once restante no.

Al analizarlas y compararlas vieron que en los niños con autismo tenían pequeñas áreas de desarrollo interrumpido en las capas externas del cerebro. Esa falta de desarrollo debería haberse producido, según explican los autores del estudio, en la etapa prenatal.

Se trata sin duda, de un gran descubrimiento, al objetivar por fin las diferencias entre el cerebro de unos y otros niños. El problema es que a nivel práctico es aún poco esperanzador. Los investigadores no saben cuál es el momento de la gestación en que ese defecto en el desarrollo cerebral se produce ni saben tampoco cuál o cuáles son las causas de que eso suceda.

Por qué ese déficit

Lo dicho, no saben a ciencia cierta el porqué, aunque sugieren que el autismo puede aparecer por susceptibilidad genética y por factores ambientales. Algo así como que algunos niños tienen genes que les predisponen a ser autistas que, en combinación con algunos factores del entorno de la mujer embarazada, provocan el fallo en el desarrollo.

Hasta la fecha se han vinculado al trastorno unos pocos centenares de genes y, aunque hacen falta más estudios para conocer al factor ambiental culpable, algunos incluyen los altos niveles de contaminación, una ingesta baja de ácido fólico y las infecciones víricas.

Volviendo a las muestras...

Volviendo a las muestras que los autores del estudio analizaron, vieron que las zonas donde había áreas de desarrollo interrumpido estaban en áreas cerebrales asociadas con funciones de orden superior como la comprensión del lenguaje y la adaptación social.

Esto se vio en 10 de las 11 muestras de niños autistas, de lo que se desprende que hay otras causas para el autismo, como por ejemplo la que comento al principio de la entrada.

Las buenas noticias

Autismo en el embarazo

Como hemos dicho, el hallazgo, aunque es importante, no genera grandes esperanzas para poder prevenir el autismo, aunque no todo son malas noticias. Al ver que las áreas alteradas son pequeñas se dieron cuenta de que la anomalía no es generalizada, es decir, no es todo el cerebro el que está mal, sino pequeñas zonas, por lo que gran parte del neocórtex de los niños autistas es igual al del resto de niños.

Esto podría ayudar a explicar por qué los niños pequeños que reciben terapias de manera temprana a menudo mejoran significativamente. Es muy posible que el cerebro sea capaz de hacer nuevas conexiones que ayuden al niño a hacer aquello para lo que su cerebro ya debería venir preparado al nacer.

Pero para esto es importante que el diagnóstico se produzca lo antes posible, y hoy por hoy suele suceder a partir de los 4 años, que suele ser el momento en que el niño ya sabe expresarse y cuando ya debería ser capaz de tener una cierta competencia social.

Para ello, algunos investigadores están trabajando en la búsqueda de marcadores que sirvan para, con un simple análisis, saber si el niño padece o no el trastorno del espectro autista.

Esperemos que a partir de este descubrimiento se siga investigando para saber cuándo sucede durante la gestación y, lo que es más importante, por qué sucede.

Vía | Medline Plus, Abstract del estudio en The New England Journal of Medicine En Bebés y más | Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo: evita que sean sentenciados, Algunos tratamientos alternativos para el autismo pueden ser peligrosos, según un estudio, Prestar atención a los ojos del bebé para predecir el autismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos