Compartir
Publicidad
Publicidad

El método Tomatis para los problemas de aprendizaje, trastornos y deficiencias de los niños

El método Tomatis para los problemas de aprendizaje, trastornos y deficiencias de los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días vimos cómo el método Tomatis puede aportar beneficios a los bebés, estimulando su inteligencia, y también a las mujeres embarazadas.

Recordemos que se trata de una terapia musical basada en la reeducación del oído para potenciar el aprendizaje y el desarrollo global de las personas. Esto se lograba gracias a escuchar, filtradas a ciertas frecuencias altas, composiciones de Mozart, cantos gregorianos y la voz materna como se escucha desde el útero.

Ese estímulo de la inteligencia de los más pequeños, para abrir las puertas de su creatividad, para que aprendan más y mejor dentro de sus posibilidades, también se emplea en el caso de niños con problemas de aprendizaje y trastornos varios en su desarrollo.

Algunos terapeutas aplican y recomiendan el método Tomatis para tratar problemas como el déficit de atención (con o sin hiperactividad), retrasos en el aprendizaje, autismo, dislexia...

También puede resultar beneficioso para los problemas de equilibrio y coordinación (relacionados con el oído), problemas de integración sensorial y de motor, el síndrome de Asperger, trastornos generalizados de desarrollo, síndrome de Down y problemas de oído en general.

Se intenta maximizar los beneficios que este tratamiento (en base a frecuencias armónicas altas de los sonidos) aportan a la capacidad de los niños para memorizar y concentrarse, aportando bienestar emocional y motivándolos para aprender y realizar tareas.

Pensemos que, para hablar, escuchar, leer y escribir es necesario saber discriminar y analizar los sonidos que nos llegan, con lo cual el correcto funcionamiento del oído es fundamental. Esta es la base para cualquier aprendizaje: cuanto mejor entrenado tengan los niños el sentido auditivo, más facilidades tendrán a la hora de realizar esas tareas.

Con este potencial tambén se nutre la capacidad de pensar, de crear y de relajarse, condiciones necesarias para el desarrollo y crecimiento personal.

Escuchar música, hablarles, leerles, que repitan nuestras palabras, que tarareen, realizar juegos lingüísticos... todo es bueno para desarrollar el oído. En cualquier caso, y aparte de lo anterior, como hablamos del caso de niños con problemas y trastornos, hay que ponerse en manos de especialistas que aconsejarán cuál es el mejor tratamiento para los pequeños.

Para los interesados en el método Tomatis, aquí podemos encontrar un listado con las direcciones de centros que lo aplican. Por ejemplo, en América Latina existe algunos centros en Colombia y México, y en España en varias provincias. También aquí aparece un listado de los terapeutas que aplican el método en España.

Vía | Método Tomatis Más información | ALTOM Más información | Tomatis En Bebés y más | Estimula la inteligencia del bebé con el método Tomatis En Bebés y más | Música para el bebé En Bebés y más | El efecto Mozart, música para bebés y niños En Bebés y más | Las canciones cantadas antes de nacer calman al bebé En Bebés y más | La musicoterapia es realmente efectiva En Bebés y más | Cómo detectar problemas de oído

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos