Publicidad

Plagiocefalia posicional o postural en el recién nacido: cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé

Plagiocefalia posicional o postural en el recién nacido: cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La plagiocefalia posicional o postural es la deformidad de la cabeza del bebé, bastante frecuente, producida por descansar con la cabeza apoyada siempre en la misma postura, que actúa modificando la forma de la cabeza del bebé.

El cráneo de los recién nacidos es muy maleable, lo cual ocasiona que cualquier presión externa o una determinada postura continuada puedan causar una deformidad. Esta postura recurrente produce deformación craneal, asimetría facial y orejas desalineadas.

Causas de la plagiocefalia o "cabeza plana"

Las causas de la plagiocefalia son genéticas y ambientales, aunque las segundas prevalecen cada vez más sobre las primeras, y se sabe que la sufren más los niños que las niñas. Los niños más propensos a sufrir deformidades son los bebés muy grandes y los que permanecen mucho tiempo tumbados.

En términos generales se la conoce como plagiocefalia, pero estrictamente hay variantes. A la deformidad causada por un aplanamiento en la parte trasera de la cabeza se la llama braquicefalia, mientras que la ocasionada por dormir de lado se llama escafocefalia (se da frecuentemente en prematuros).

Antes de nacer, la posición en la que se encuentra el bebé dentro del útero es una de las causas de deformidad craneal, un encajamiento prolongado o la posición de nalgas favorece una determinada presión sobre su cabeza.

También influye una desproporción entre el tamaño del bebé y la pelvis de la madre, si se trata de una gestación múltiple, una gestación post-término o un feto demasiado grande (macrosómico).

Una vez que nace, la causa principal de la plagiocefalia deformacional es apoyar la cabeza del bebé siempre en la misma posición. La forma de prevenirla es muy sencilla: alternar las posturas a lo largo del día. Si el bebé se queda tumbado sobre su espalda durante muchas horas es más factible que desarrolle una deformidad en la cabeza.

Cómo prevenir la plagiocefalia

plagiocefalia

Para prevenirla, se recomienda cambiar al bebé de postura para evitar que permanezca durante mucho tiempo en la misma posición.

Pasar tiempo boca abajo

En inglés se conoce como "Tummy Time" (tiempo sobre la barriga). Que el bebé pase algunos ratitos boca abajo durante el día, siempre que no esté durmiendo y bajo la supervisión de un adulto.

Además, le ayudará a fortalecer los músculos de cuello, espalda y brazos, así como a estimular sus sentidos, promover el desarrollo de habilidades motoras gruesas como arrastrarse, sentarse y rodar, y más adelante la motricidad fina.

Alternar la posición del bebé en la cuna

Algunas noches hazlo dormir con la cabeza orientada hacia los pies de la cuna para que los estímulos visuales le obliguen a girar la cabeza hacia el otro lado.

Alternar la postura de la cabeza cuando está tumbado

Cuando el bebé duerme boca arriba, variar la posición de la cabeza hacia un lado y al otro, ya que la deformidad se produce porque la cabeza se coloca siempre hacia el mismo lado.

Cambia de brazo para llevarlo

No coger al bebé siempre con el mismo brazo, sino alternarlos para minimizar el riesgo de que el bebé descanse la cabeza siempre sobre el mismo punto. También puedes sostenerlo boca abajo, con su barriguita en tu antebrazo. Hay muchos modos de sostener al bebé y que se sienta seguro, que no se sobresalte.

Otras formas de transporte

No utilices siempre el capazo o cochecito para trasladar al bebé, conviene usar otros métodos para moverlo: en brazos, en mochilas portabebés, fulares o pañuelos.

Tratamiento de la plagiocefalia

En casos leves o moderados, suele recomendarse realizar estos cambios posturales para revertir la deformidad de la cabeza. En casos más severos, siempre bajo prescripción médica, se recurre a bandas ortopédicas o un casco corrector para tratar la plagiocefalia.

La mayoría de los niños mejoran en dos o tres meses. Si a pesar del tratamiento postural, la deformidad no mejora o incluso empeora, se puede considerar la consulta a los cinco o seis meses con un neurocirujano.

La deformidad postural no afecta al cerebro ni a sus funciones mientras el niño sea un bebé ni en el futuro.

En Bebés y más | A la hora de evitar la Muerte Súbita del lactante ¿mejor que el bebé duerma de lado o boca arriba?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios