Método Madre Canguro: siete beneficios indiscutibles para el recién nacido

Método Madre Canguro: siete beneficios indiscutibles para el recién nacido
Sin comentarios

El método Madre Canguro es una técnica con grandes beneficios para los recién nacidos, tanto como para los bebés prematuros como para los nacidos a término. Está inspirado en los marsupiales que nacen inmaduros y continúan su crecimiento fuera del útero, a resguardo de la madre, hasta que están preparados para integrarse a su medio.

Consiste en colocar al bebé en el pecho desnudo de la madre favoreciendo el contacto piel con piel entre ambos. Ella (o el padre, quien también puede practicar el método) permanece sentada o semi-sentada arropando al bebé el mayor tiempo posible.

El método Madre Canguro ha conseguido demostrar ser una técnica muy eficaz en el tratamiento de los bebés prematuros, por lo que se recomienda cada vez más en las unidades de cuidados intensivos neonatales como complemento de la incubadora y también en casa.

Es una técnica originada en Colombia, donde ante la escasez de incubadoras en un hospital, se optó por este método muy fácil de poner en práctica que resultó tener grandes beneficios, como los que os contamos a continuación.

Beneficios emocionales

metodo-canguro

El bebé encuentra en su madre su hábitat natural, donde encuentra refugio y comida. El contacto piel con piel es vital para el pequeño. Le proporciona seguridad, tranquilidad y favorece el vínculo emocional del niño con su madre/padre, lo cual repercute en su desarrollo.

Beneficios neurológicos

El bebé que está en contacto con su madre regula mejor el estrés y se adapta mejor al medio y a los estímulos externos, incluso se ha comprobado que el método canguro ayuda a los prematuros a tolerar mejor el dolor de las intervenciones médicas.

Contribuye a poner en marcha sus mecanismos neurobiológicos y a mejorar sus respuestas adaptativas.

Mejora las constantes vitales

Al estar en contacto con el cuerpo de su madre el bebé obtiene una mejor regulación de la temperatura corporal. Se produce una especie de sincronización entre ambos haciendo que si el bebé necesita calor, sube la temperatura corporal de la madre, pero si éste tiene fiebre, la temperatura de la madre baja.

Además, obtiene buen nivel de oxígeno, estabiliza la frecuencia respiratoria y cardíaca y coordina mejor la succión-deglución, lo cual contribuye a que gane peso más rápidamente.

Favorece la lactancia materna

lactancia-materna

El recién nacido tiene el poderoso instinto de reptar el pecho materno, por lo que mantener a tu bebé cerca favorece que busque el pezón para alimentarse. Este contacto precoz y siempre disponible hará que se establezca un pilar fundamental en el inicio de la lactancia materna.

Especialmente durante la primera hora de vida, conocida como la hora sagrada, cuando se produce un estado de conciencia tranquila, de reconocimiento entre los dos, practicar el método canguro ayudará a sentar las bases de una lactancia exitosa.

Es económico

No se necesitan grandes recursos para implementarlo. Es un método seguro, eficaz, natural, fácil de aplicar y económico.

De hecho, se le ocurrió utilizar este método a un neonatólogo colombiano en 1978 como alternativa ante la escasez de incubadoras.

Mejorías en el bebé

Favorece su desarrollo psicomotor, disminuye las apneas (cese transitorio de la respiración) y mejora el sistema inmunitario del bebé protegiéndolo de infecciones. Su situación clínica mejora notablemente, lo cual contribuye a que el bebé gane peso y se recupere más rápido.

En bebés nacidos con bajo peso, practicar el método canguro ha demostrado reducir en un 30 por ciento el riesgo de mortalidad.

Beneficios para los padres

En el caso de la madre que amamanta, el tener al bebé al pecho hace que succione con más frecuencia aumentando así la producción de leche, lo cual repercute en beneficio del bebé.

También contribuye a generar endorfinas en el cerebro de la madre y del bebé, produciendo una sensación de calma y bienestar. También se ha conocido que cantarle a los bebés prematuros mientras se hace contacto piel con piel reduce la ansiedad en las madres.

A la vez, los padres se sienten partícipes de la recuperación de su bebé, se sienten más confiados y con más fuerza para sobrellevar el período en el hospital.

Quienes han practicado el método Madre Canguro aseguran que es una experiencia embriagadora y placentera, y desde luego el bienestar de los padres se refleja en el bebé.

En Bebés y más | Piel con piel con el recién nacido: cómo se hace y por qué es el mejor comienzo en la vida para tu bebé

Temas
Inicio