Compartir
Publicidad

Presión inversa suavizante: una solución a la ingurgitación mamaria

Presión inversa suavizante: una solución a la ingurgitación mamaria
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

“El niño no se me coge… y por leche no será, porque tengo las tetas a reventar”. Esta es una frase relativamente habitual en el posparto, cuando a la mamá le sube la leche y los pechos se le llenan tanto que el niño no es capaz de cogerse al pecho.

La subida de la leche suele tardar entre 1 y 3 días. El tiempo que tarda en darse y cuánto puede llegar a molestar depende en gran medida de cómo se instaura la lactancia. Si un bebé se coge bien al pecho nada más nacer, si está en la habitación con la mamá las 24 horas del día y si ésta atiende a las demandas del bebé ofreciéndole el pecho sin limitaciones ni horarios, la subida de la leche suele molestar poco o nada. Tanto es así que en ocasiones hay madres que, de tan bien que lo están haciendo, dudan si están dando leche a sus hijos porque “no he notado la subida, así que no creo que tenga leche”.

En cambio hay mamás y bebés cuya lactancia es más dificultosa, que se cogen quizás peor, o que han sido limitados en el amamantamiento por un biberón (en mala hora), por horarios absurdos (dale cada 2-3 horas) o por una mamá que ha tratado de calmar el llanto de otra manera porque “ha comido hace poco, no puede tener hambre” e incluso porque ha recibido (la mamá) algún suero por gotero intravenoso antes de parir (hay más líquido en el cuerpo y la ingurgitación empeora). Para estas mamás la subida de la leche puede llegar a ser muy molesta porque los pechos se ponen duros, casi como piedras y en ese instante, cuando interesa que el bebé los vacíe, es incapaz de cogerse (intentad mamar de un balón, a ver quién lo consigue).

Para estas mamás y para estos momentos tan molestos y angustiosos existe una solución: la presión inversa suavizante.

Qué es la presión inversa suavizante (PIS)

Sí, ya sé que el nombre se las trae, imagino que es una traducción muy literal del inglés y en castellano suena rara. En cualquier caso lo importante no es su nombre, sino su cometido.

La presión inversa suavizante es una maniobra muy sencilla que puede ser de gran utilidad para las mamás inexpertas cuyos pechos llegan a ingurgitarse demasiado. Consiste en aplicar una presión positiva sobre la areola mamaria en la zona que rodea el pezón. Con dicha presión lo que se consigue es desplazar ligeramente la hinchazón hacia atrás y hacia el interior del pecho. De este modo la zona de la areola y el pezón queda temporalmente semivacía del edema y por lo tanto menos dura, más flexible y con posibilidad de ser succionada por el bebé. Se consigue así facilitar la extracción de leche por parte del bebé, se reduce el riesgo de heridas en el pezón, porque el bebé puede cogerse mejor y ayuda a calmar la ingurgitación porque poco a poco se va vaciando.

Por qué no se recomienda el uso de un sacaleches

En caso de ingurgitación mamaria importante el uso de sacaleches podría estar contraindicado porque, aunque a priori sacar la leche alivia, el funcionamiento de un sacaleches no es igual al mecanismo de succión y deglución de un bebé y la aspiración puede hacer que parte del exceso de líquido en el pecho acuda a la zona areolar, llegando incluso a presionar los conductos subareolares de tal manera que sea difícil (o imposible) sacar leche. Esto sucede sobretodo cuando se utilizan niveles altos de aspiración con un sacaleches eléctrico.

Cómo se hace la presión inversa suavizante

El mejor momento para realizar la PIS es justo antes de que el bebé se agarre al pecho. Esta técnica la puede realizar cualquier persona, incluida por supuesto la madre, que para eso son sus pechos. Hay tres maneras diferentes de hacer la PIS:

Método de dos manos y un solo paso

presion-inversa-suavizante-1.jpg

Las uñas deben de estar cortas para no correr riesgo de lesionar el pezón o la areola. Los dedos índices y anular se tocan entre sí por encima y por debajo del pezón y los dedos corazón tocan cada uno a un lado del pezón. Con esta posición se realiza presión hacia el tórax. Esta suele ser la posición más cómoda para las mamás que se lo hacen ellas mismas.

Método de dos manos y dos pasos

presion-inversa-suavizante-2.jpg

Se colocan dos o tres dedos rectos a cada lado del pezón y se realiza presión. Pasado un rato se desplazan los dedos 90 grados y se repite la acción por encima y por debajo del pezón.

Método de dos dedos pulgares y dos pasos

presion-inversa-suavizante-3.jpg

Se colocan los dedos pulgares a cada lado del pezón y tras presionar un rato se desplazan los dedos a la partes superior e inferior para volver a presionar. Este método no puede realizarlo la mamá por razones evidentes, así que debe ser otra persona la que lo aplique.

Algunas recomendaciones y consideraciones

  • El tiempo necesario de presión depende de la dureza y del estado de hinchazón del tejido areolar (puede ir desde uno o dos minutos hasta 10 ó 20 si fuera necesario). El objetivo es lograr que se quede blando.

  • Puede ser de utilidad que la mamá esté tumbada boca arriba, sobretodo si el edema es importante, para retrasar la reaparición de la hinchazón con ayuda de la gravedad y ganar un poco de tiempo hasta que el bebé se coge al pecho.
  • La presión no debería ocasionar dolor. Si molesta es mejor aplicar menos presión y estar más tiempo.
  • En ocasiones puede ser útil realizar extracción manual de leche justo después de la PIS (y antes de que mame el niño) para ablandar aún más la areola. De ese modo el bebé podrá tener más espacio para cogerse e incluso hueco para su barbilla y podrá mamar más fácilmente.
  • Otras estrategias ante la ingurgitación mamaria

    La presión inversa suavizante es una de las estrategias que mejor funcionan cuando hay ingurgitación mamaria, pero no es la única y suele ser recomendable hacerla de manera combinada junto con otras.

    Como no quiero extenderme mucho más, pero quiero explicarlas porque pueden ayudar, las dejo para dentro de unos días.

    Más información | Departamento de Salud Pública de California
    Foto | Myllissa en Flickr
    En Bebés y más | Ingurgitación o congestión mamaria, Cómo debe agarrarse el bebé al pecho (vídeo), Por qué muchos niños no se cogen bien al pecho

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio
    Inicio

    Ver más artículos