Compartir
Publicidad

Otitis en los niños: definición, síntomas y tratamiento

Otitis en los niños: definición, síntomas y tratamiento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La otitis es una inflamación del oído medio que suele ser frecuente durante la infancia, por lo general en niños que van a la guardería y que han acumulado en esta zona del oído mucosidad tras un catarro o una gripe.

La causa principal suele ser una infección que se produce como consecuencia de una enfermedad en las vías respiratorias altas en la que hayan existido mucha mucosidad. Dicha infección produce gran cantidad de pus y fluidos que provocan presión sobre el tímpano, ocasionando un gran dolor que puede conllevar la pérdida de audición en los niños. Al ser tan dolorosa, es necesario un diagnostico y tratamiento urgentes para evitar que se agrave la dolencia.

La otitis suele desarrollarse en las trompas de Eustaquio de los niños, que son más cortas que en los adultos, lo que hace más fácil que el moco pase de la nariz al oído y a partir de ahí la infección.

Los principales síntomas en los niños son: fiebre alta, dolor de cabeza intenso, vómitos, somnolencia, fotofobia (no se soporta la luz), rigidez en el cuello a la altura de la nuca y cansancio marcado. En los bebés, se puede presentar con irritabilidad, inquietud, somnolencia, rechazo del alimento o simplemente llevarse las manos al oído constantemente. En cuanto notemos alguno de ellos debemos llevar al peque al médico lo más rápido posible, ya que una otitis puede llegar a ser grave si no se trata adecuadamente.

El diagnóstico médico se realiza mediante la exploración del interior del oído con un otoscopio, el especialista también examinará las vías respiratorias, la garganta y valorará los síntomas del niño poniéndole el tratamiento más apropiado. Como siempre os recomendamos que no mediquéis a los niños sin acudir al pediatra o al especialista.

Imagen | Sham Hardy

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos