Una investigación revela que Instagram facilita a los pedófilos acceder a pornografía infantil

Una investigación revela que Instagram facilita a los pedófilos acceder a pornografía infantil
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Instagram está recomendando a pedófilos cuentas dedicadas a la comisión y compra de contenido sexual de menores. Así lo revela una investigación publicada en The Wall Street Journal, realizada por expertos de la Universidad de Stanford y la Universidad de Massachusetts.

Al parecer, los algoritmos de la aplicación promocionan activamente y recomiendan estas cuentas a pedófilos. ¿Cómo? Vinculando a personas con intereses compartidos e incluyendo hashtags explícitos y palabras clave asociadas con material ilegal.

Los algoritmos recomiendan cuentas de contenido sexual de menores para pedófilos

Los algoritmos de Instagram son los que recomiendan ciertos contenidos al usuario en función de sus intereses, logrando que pasemos más tiempo en la red social. Son también los responsables de esta conexión entre pedófilos y material sexual de menores.

Existe una red de distribución de contenido sexual con menores fácil de encontrar, en la que es fácil de integrarse y que, además, es recomendada a perfiles de usuarios pedófilos.

Para llegar a este hallazgo, los investigadores crearon una cuenta desde cero y vieron el contenido compartido por esas cuentas; lo siguiente fue que la aplicación les recomendó más cuentas similares que seguir. El resultado final es un feed lleno de este tipo de cuentas perversas.

  • Cómo se "ocultan" estas cuentas

Para lograr ocultar su actividad, las cuentas de Instagram de venta de material sexual ilícito utilizan un lenguaje codificado e imágenes como emojis y hashtags.

También publican "menús" de contenido en lugar de publicarlo abiertamente, invitando a los compradores a encargar actos específicos relacionados con parafilias y menores. Encontraron por ejemplo, y esto horroriza, que algunas cuentas ofrecen a niños para encuentros en persona "en función del precio".

  • Cuentas que proliferan y muy fáciles de encontrar

Lo alarmante no es solamente que existan estas cuentas (¡que también!), sino que además, el propio Instagram las promocione y amplíe su alcance a los pedófilos. Además, y como decíamos, encontrar estas cuentas es tremendamente fácil, con términos que hacen explícita la pedofilia y con contenidos específicos de todo tipo.

  • ¿Qué ocurre al denunciar estas cuentas?

Promocionar este tipo de contenido en Instagram se considera una violación de las reglas de Meta y de la ley federal (Meta [anteriormente, Facebook] es un conglomerado estadounidense de tecnología y redes sociales, al que pertenece Instagram).

Sin embargo, los investigadores se dieron cuenta que, al denunciar estas cuentas a través de las herramientas de la app, eran ignorados o descartados de forma frecuente.

Meta responde que ha tomado medidas

instagram-exposicion-menores

Por su parte, en declaraciones para The Wall Street Journal, Meta ha reconocido los problemas en sus operaciones de cumplimiento. También afirmó haber establecido un grupo de trabajo interno para abordar los problemas relacionados con la explotación infantil.

Confirman haber eliminado "múltiples" redes de pedófilos (en realidad, 27 redes de distribución en los dos últimos años) y bloqueado miles de hashtags que sexualizan a los niños, y añaden que están trabajando para evitar que sus sistemas recomienden adultos potencialmente pedófilos para conectarse entre sí o interactuar con el contenido del otro.

Sin embargo, está claro que algo está fallando, y de hecho Mete reconoce haber fallado al no actuar sobre las denuncias por el gran volumen de estas.

Luchar contra esto: la responsabilidad de todos

Es necesario no pasar por alto estos hechos tan alarmantes, seguir investigando y aplicar medidas, así como prevenir la formación y normalización de comunidades que participan en el abuso sexual infantil.

Aunque Meta tenga que solucionar esto y sea su responsabilidad, obviamente, nosotros como padres y madres (y profesionales implicados con menores), podemos y debemos también colaborar para que esto no suceda. Y el primer paso es proteger a nuestros hijos.

  • Proteger a los menores: NO al sharenting

Es nuestra responsabilidad evitar exponerlos a los peligros de Instagram u otras redes similares, evitar el sharenting (que es publicar fotos suyas en internet) y respetar el derecho que tienen los menores a la privacidad, la intimidad y el honor. Con el sharenting estos derechos los pasamos por alto, y es algo que no podemos banalizar.

Las redes sociales son en realidad, redes para adultos; entonces, ¿por qué involucramos y exponemos tanto a los niños en ellas? Con este estudio se pone de manifiesto algo que ya hace tiempo venimos intuyendo, y es que sus normas no favorecen su protección y por lo tanto, hemos de hacer un uso responsable de ellas.

Es muy grave lo que está ocurriendo y nuestros hijos y los menores en general merecen esta seguridad. No normalicemos publicar sus caras y su vida en las redes sociales, porque las consecuencias pueden ser muy dañinas para su presente y su futuro (la huella digital no se borra).

Foto | Portada (Freepik)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio