Publicidad

Los alumnos superdotados y con altas capacidades, los grandes olvidados en los cambios que propone la nueva Ley de Educación

Los alumnos superdotados y con altas capacidades, los grandes olvidados en los cambios que propone la nueva Ley de Educación
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La pasada semana, el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros el anteproyecto de la nueva Ley de Educación LOMLOE, que derogará a la actual LOMCE, vigente desde 2013. La LOMLOE trae consigo cambios significativos que afectarán tanto al alumnado de todos los niveles (escuela infantil, primaria, secundaria, bachiller y FP), como a los profesores.

Sin embargo, desde la Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST) han denunciado que las necesidades específicas del colectivo de alumnos con altas capacidades y superdotación no han sido tenidas en cuenta en la nueva Ley, a pesar de que la AEST ha presentado varias alegaciones al nuevo proyecto educativo con el fin de mejorar la situación de estos alumnos.

Te explicamos qué reclaman desde la AEST y por qué es tan importante que desde los colegios se atienda correctamente las necesidades de los niños superdotados.

Por qué los alumnos superdotados requieren de una atención especial

niños superdotados

En general, nuestro sistema educativo no está planteado para atender a cada alumno de manera individualizada, aunque sí se suelen tener en cuenta los problemas de aprendizaje, de manera que la mayoría de colegios cuenta con clases de refuerzo o profesores de apoyo para ayudar a los niños que lo necesitan.

Además, el anteproyecto de la nueva Ley de Educación, LOMLOE, presentada esta semana por el Gobierno, incluye propuestas encaminadas a ayudar a los alumnos con dificultades: desde la detección y atención precoz en la primera etapa de Infantil, hasta programas de refuerzo en Bachillerato con el fin de minimizar la tasa de abandono escolar.

Pero, ¿qué ocurre con los alumnos con altas capacidades y superdotados?.

La Asociación Española para Superdotados y con Talento considera que estos alumnos han sido los grandes olvidados en la nueva Ley de Educación, pues ninguna de las alegaciones presentadas para mejorar su situación ha sido recogida en el texto.

Y es que todavía se tiene la creencia errónea los niños que cuentan con una capacidad intelectual superior a la media tienen el éxito asegurado, sacan siempre buenas notas y su trayectoria académica es brillante y sin esfuerzo. Pero nada más lejos de la realidad.

No en vano, la Asociación Española para Superdotados y con Talento (AEST) señala que un porcentaje significativo de los niños con bajo rendimiento, fracaso o abandono escolar, corresponde a estudiantes superdotados que, o bien no han sido identificados, o bien no reciben la atención personalizada que necesitan.

Los cambios en educación que los alumnos superdotados necesitan

alumnos con altas capacidades

Por todo ello, desde la AEST piden al Gobierno que atiendan las necesidades específicas de este colectivo en la nueva Ley de Educación, estableciendo un protocolo común de actuación en todas las comunidades autónomas, y mejorando la formación del profesorado y de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica.

Para la Asociación, estas son las mejoras que deberían incluirse en la nueva normativa:

  • Reconocimiento expreso del derecho de los padres, como primeros responsables de la educación de sus hijos, a solicitar la evaluación de altas capacidades, algo que en la actualidad es difícil llevar a la práctica, pues las distintas administraciones establecen en sus normativas que la identificación de estos alumnos debe partir obligatoriamente de las autoridades educativas.

  • Necesidad de unificar los criterios en todas las Comunidades Autónomas, de manera que si un alumno se traslada a vivir a otra comunidad, sus altas capacidades sean atendidas de la misma forma.

  • Diferenciación, desde un punto de vista normativo, de los alumnos con altas capacidades del resto de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, ya que su situación no es equiparable.

  • Reconocimiento expreso de la flexibilización del periodo de escolarización como una medida ordinaria para los alumnos con altas capacidades y talento.

  • Permitir la flexibilización de la duración de la etapa del actual Bachillerato si lo solicita el alumno, con el consentimiento de los padres o tutores legales.

  • Reconocimiento de los alumnos con altas capacidades con doble excepcionalidad (alumnos que, además de tener altas capacidades, muestran dificultades de aprendizaje como dislexia, déficit atencional, bloqueo por auto-exigencia, perfeccionismo...). Actualmente se atiende la dificultad de aprendizaje pero no se atiende a sus altas capacidades.

  • La AEST considera imprescindible una mejora efectiva en la formación del profesorado y de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica que les capacite para identificar y atender las necesidades de estos alumnos.

  • Inclusión en la Ley de lo dispuesto por la normativa europea publicada para los alumnos de altas capacidades.

  • Equiparación académica de alumnos de altas capacidades procedentes de la Unión Europea por cursos, no por edad.

  • Posibilidad de matriculación de los alumnos de altas capacidades en más de una carrera de la universidad pública para cursar varios estudios al mismo tiempo.

No cabe duda de estas medidas son fundamentales y necesarias para mejorar la situación del colectivo de alumnos superdotados, pues cuando sus necesidades personales y de aprendizaje no son atendidas correctamente, el riesgo de fracaso y abandono escolar aumenta.

Foto | iStock

Vía | Asociación Española para Superdotados y con Talento

En Bebés y Más | Los mejores colegios para niños con altas capacidades: qué requisitos deben cumplir, Tiene ocho años y en septiembre empezará la universidad: la importancia de atender las necesidades de los niños superdotados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios