Alba, la niña de siete años que salvó la vida a su madre cuando sufrió una bajada de azúcar

Alba, la niña de siete años que salvó la vida a su madre cuando sufrió una bajada de azúcar
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Lo tengo muy claro: los niños son más maduros de lo que pensamos o al menos de lo que les dejamos ser. Y no paran de demostrarlo cuando es necesario. Es el caso de Alba, una niña de solo siete años de la localidad de Espartinas (Sevilla). Hace solo unos días su madre sufrió un episodio de hipoglucemia (bajada de azúcar) mientras se encontraban las dos solas en casa, y la pequeña le salvó la vida, siguiendo los pasos que Nuria, su progenitora, le enseñó que debía hacer en caso de que fuera necesario por la diabetes que padece.

Un verdadero ángel de la guarda

Nuria lleva un parche que parpadea cuando tiene una bajada de azúcar y una mañana de hace dos semanas estaba aún en la cama cuando el dispositivo comenzó a avisar, pero fue incapaz de responder y perdió el conocimiento.

Tanto Alba como su hermana de tres años están instruidas en cómo atender a su madre si sufre uno de estos episodios. Así que el 4 de abril, como tampoco estaba en casa el padre, Álvaro, fue la niña quien se encargó de socorrerla: le dio un refresco y después un sobre de azúcar que Nuria guarda en la mesilla al lado de su cama, por si necesita combatir la hipoglucemia de inmediato.

Pero Nuria continuaba sin reaccionar, así que Alba cogió el teléfono y trató de desbloquearlo, pero sin suerte porque no fue capaz de que el reconocedor facial del aparato identificara el rostro de su madre. Pero la niña no se echó atrás, pulsó el botón de SOS y llamó al teléfono de emergencias.

Con una tranquilidad increíble para alguien tan pequeño, siguió las instrucciones de la Guardia Civil y les facilitó las llaves de su casa por una ventana, ya que la vivienda estaba cerrada. Así, pudo permitir que entraran primero los agentes y después el servicio médico para ayudar a Nuria.

Su madre aún se emociona al hablar de lo ocurrido:

"Lo único que recuerdo tras abrir los ojos es estar con tres personas en la ambulancia. Me asusté por mis hijas porque no sabía lo que había pasado. Cuando luego me contaron cómo me había salvado mi hija...".

También destacan la valentía de Alba los agentes de la Guardia Civil de Ginés que entraron en la vivienda:

"No es nada habitual encontrarse una niña así. Ni siquiera muchos adultos muestran la templanza que demostró ella. Si la niña se pone nerviosa seguramente se hubiera dificultado el trabajo".

Por este motivo, tanto la Guardia Civil de Ginés como el colegio donde estudia la pequeña le rindieron un pequeño homenaje, regalándole sendos diplomas para reconocer su valentía.

Esta historia nos recuerda la importancia de enseñar a nuestros hijos cómo actuar en caso de una emergencia, tal y como recuerda el padre de Alba, a la vez que señala que piensa que la niña "todavía no es consciente de lo que ha hecho" y recuerda el truco que empela con su hija para memorizar el teléfono de emergencias:

"Se lo repetimos muchas veces: '¿Alba, a qué número hay que llamar?'; 'al 112', responde ella. Si un día un padre se queda solo con su hija y se da un golpe en la ducha. Pueden salvar una vida".

Otros casos similares

Pero no es del único caso de niños que actúan como ángeles guardianes de los adultos. En los últimos meses os hemos hablado de Youssef, un niño de Madrid de nueve años, quien también salvó la vida de su madre llamando al 112. Y Roman, que en 2017, con solo cuatro años también, llamó al servicio de emergencias con la ayuda de Siri cuando su madre se desmayó en casa.

Estos ejemplos demuestran que enseñar a nuestros hijos qué hacer ante situaciones de emergencia y cómo realizar una reanimación cardiopulmonar (cuando ya son capaces de hacerla) o simplemente el marcar el 112, puede ayudarles a solucionar un problema grave cuando no podemos ayudarle.

También está demostrado que la afición de nuestros hijos por la redes sociales puede ser de ayuda en situaciones difíciles. Chloe, de 10 años, ayudó en el parto de su tía y cuidó del recién nacido hasta que llegaron los servicios de emergencias, tal y como había visto en vídeos de Youtube.

Benjamin Ford, un niño de Virginia, Estados Unidos, salvó la vida de una compañera de clase que se había atragantado gracias a un documental que vio con su madre sobre Primeros Auxilios.

Vía | La información

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Un niño de diez años asiste a su madre en un parto de emergencia y salva la vida de su hermano, El ingenioso y divertido método para enseñar reanimación cardiopulmonar a los niños

Temas
Inicio