21 recursos educativos y manualidades para ayudar a los niños a entender el paso del tiempo

21 recursos educativos y manualidades para ayudar a los niños a entender el paso del tiempo
Sin comentarios

Los niños en edad preescolar no entienden el concepto del tiempo como lo entendemos los adultos. Por eso, explicarles cómo transcurren las horas, los días o los meses puede ser una tarea muy complicada, máxime cuando está esperando algún acontecimiento importante como la llegada al mundo de un hermanito, su cumpleaños, la vuelta al cole o la llegada de los Reyes Magos, por ejemplo.

Desde las escuelas infantiles y primeros cursos de Primaria se trabaja el concepto del tiempo de manera lúdica, tangible y mediante la observación. Pero también desde casa, los padres podemos reforzar estos contenidos creando rincones específicos o manualidades que además de ayudarles a aprender, les sirvan para interiorizar sus rutinas.

Si te gusta la idea, pero no sabes cómo ponerla en práctica, te ofrecemos algunos recursos educativos para que los niños entiendan el paso del tiempo. Son ideas que hemos encontrado en Instagram, y aunque la mayoría están ofrecidas por maestros de Educación Infantil para ser utilizadas en el aula, también es posible su uso en casa.

Para aprender los días de la semana

Una de las primeras formas de ayudar a los niños a entender el concepto del tiempo es enseñándoles los días de la semana. 

Esto les servirá para situarse en el momento presente en el que se encuentran, saber qué rutinas corresponden a ese día (muy útil, por ejemplo, para recordarles qué actividades extraescolares tienen) y entender cuántos días faltan para que se de un determinado acontecimiento (por ejemplo, a llegada del fin de semana).

A medida que los niños vayan entendiendo que la semana está compuesta por siete días, podemos comenzar a enumerar las semanas que tiene el mes en curso, y así acabar dando paso al aprendizaje de los meses.

Este primer recurso educativo está elaborado en fieltro y goma eva. Con ayuda de unos velcros pegados detrás de cada cartel, el niño podrá ir moviendo el día de la semana, acompañándolo del tiempo que hace.

 

Este otro recurso es también muy sencillo de elaborar y fácilmente manipulable por los más pequeños. Se trata de una ruleta de días, que haremos girar conforme vayamos avanzando en la semana. Además de aprender el día, el niño comenzará a manejar los conceptos de "mañana" y "ayer".

 

Esta idea nos ha encantado, aunque requiere de más tiempo para prepararla. Consiste en un cuaderno (que recomendamos plastificar para una mejor conservación) en el que cada página es un día de la semana.

 

Y para aficionados a la costura, os dejamos este otro recurso educativo sumamente visual y divertido. Se trata de un cojín con una rueda central que indica cada día de la semana, y un muñeco que el niño tendrá que ir moviendo en función del día en el que esté.

 

Para aprender los meses del año

Una vez que los niños tengan interiorizado cómo transcurren los días y las semanas, les resultará más fácil entender el calendario mensual, aunque ambos conceptos también pueden aprenderse de manera conjunta.

Si bien los clásicos calendarios de pared o de sobremesa en los que vamos pasando las hojas conforme avanzan los meses son un recurso útil, os compartimos estas otras ideas que también nos han gustado.

Este calendario en forma de espiral es un recurso fantástico para entender cómo van transcurriendo los meses. Cada día que pasa, el niño coloca una canica y al completar la espiral, habrá terminado el mes. Además, también permite incorporar otros detalles como la planificación de actividades mediante cartelitos.

 

Las tarjetas son un recurso manipulativo muy sencillo de elaborar, y que incluso podemos preparar con ayuda de nuestros hijos. Tan solo debemos recortar 12 cartulinas del mismo tamaño y dibujar (o imprimir) en cada una de ellas lo más característico del mes que representa.

 

Esta rueda circular elaborada en fieltro es otro recurso fantástico y colorido para que los niños aprendan el paso de los meses. Podemos añadir pinzas de madera (las que habitualmente utilizamos para colgar la ropa) para que el niño pueda ir moviéndola en función del mes en el que estemos.

 

Y terminamos con esta otra recomendación educativa que nos ha parecido fantástica por su sencillez y su atractivo visual. Consiste en una rueda que elaboraremos con cuentas de colores. Cada mes se corresponde con un color y tendrá tantas cuentas como días tenga ese mes. 

Una manera manipulativa y fácil de aprender al mismo tiempo tanto los días que conforman el mes, como los meses que tiene el año y el conteo hasta la treintena.

 

Para aprender las cuatro estaciones

Una de las cosas que más fácilmente aprenden los niños son las estaciones que tiene el año. Y es que este fenómeno temporal es fácilmente observable y manipulable, por lo que los más pequeños tienden a interiorizarlo rápidamente.

Una actividad muy sencilla y divertida para enseñar a los niños el paso de las estaciones es a través de la observación de un árbol. Si en casa tenéis jardín con árboles de hoja caduca os será fácil hacer esta actividad, pero si no es así, basta con buscar un árbol en un parque que frecuentéis a menudo y observarlo.

Puedes hacer fotos para que el niño vea cómo va cambiando su aspecto según la estación en la que estemos: los colores que adquieren las hojas en otoño, cómo se van cayendo hasta quedarse desnudo en invierno, y cómo van brotando las primeras hojas en primavera hasta alcanzar la frondosidad del verano.

Las manualidades son otro recurso excelente para aprender las estaciones, sobre todo si recurrirnos a materiales naturales que podemos encontrar fácilmente en la época en la que estamos.

Pero además de estas actividades tan manipulativas y visuales, os compartimos este otro recursos que hemos visto en Instagram y que os puede ayudar a enseñar a los niños cómo transcurren las estaciones del año y qué peculiaridades tiene cada una.

 

Por su parte, el rincón estacional es otro recurso lúdico y manipulativo que podemos preparar en familia, y que además de aportarnos un rato muy divertido, ayudará a los niños a aprender información útil relacionada con la estación del año en la que nos encontramos (los colores predominantes, las frutas y frutos secos típicos...).

Es fácil preparar en casa un rincón estacional, que obviamente iremos cambiando conforme avancen las estaciones. Para ello, debemos aprovechar cualquier excursión o salida al campo con los peques y recolectar materiales naturales propios de la estación en la que estemos. Podemos completar nuestro rincón con dibujos, fotografías o manualidades típicas.

He aquí algunos ejemplos:

 

 

 

 

 

Para trabajar varios conceptos a la vez

Y terminamos con estos recursos educativos que aglutinan el aprendizaje de varios conceptos temporales a la vez, y que pueden resultar perfectos para niños más mayores. 

También podéis ver algunos recursos para aprender nociones meteorológicas básicas, que además de ayudar a aumentar el vocabulario de los niños, también resultan perfectos para tomar conciencia sobre el clima y el tiempo atmosférico, y relacionar cada estación con su climatología correspondiente.

 

 

 

 

 

 

Foto de portada | iStock

En Bebés y Más | Con esta preciosa manualidad los niños aprenderán cómo funciona un reloj y a diferenciar las horas, 17 recursos educativos para jugar desde casa y entretener a niños de 0 a 3 años, Siete ejercicios de estimulación cognitiva para niños de 3 a 6 años que les ayudarán a mejorar la atención y la memoria

Temas
Inicio