Publicidad

¿Puedo tener la regla estando embarazada?

¿Puedo tener la regla estando embarazada?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La ausencia de la menstruación suele ser una de las señales más fiables de que está creciendo un bebé en nuestro interior. Sin embargo, los sangrados pueden seguir apareciendo durante la gestación. ¿Significa que una mujer puede seguir teniendo la regla aunque esté embarazada?

Respondemos todas tus dudas.

Por qué aparece el sangrado vaginal

Desde que en la adolescencia se inicia la etapa fértil femenina con la maduración de los órganos sexuales, una vez al mes, un óvulo abandona uno de los ovarios y se desplaza a través de las trompas de Falopio hacia el útero, donde esperará la llegada de un espermatozoide para ser fecundado.

Si esta fecundación no se produce, el endometrio, que se había preparado para recibir al óvulo fecundado, ya no es necesario y el cuerpo lo expulsa poco a poco junto con una determinada cantidad de sangre a través de la vagina. Y esto es lo que se conoce como periodo menstrual, menstruación o regla.

Por eso, aunque pueden aparecer ligeros sangrados durante la gestación que llegan a confundir a la futura madre, lo cierto es que no tienen nada que ver con la menstruación.

Causas leves de sangrado

Causas Graves

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos explica que hasta 1 de cada 4 mujeres presenta sangrado vaginal en algún momento durante su embarazo. Añade que es más común en los primeros tres meses (primer trimestre), especialmente con gemelos.

Así, sangrar es algo natural si:

  • Se nota una pequeña cantidad de manchado o sangrado leve de 10 a 14 días después de la concepción, en los días en que esperas la llegada de la regla, o tal vez un poco antes. Este manchado lo provoca el óvulo fertilizado cuando se adhiere al revestimiento del útero. Siempre y cuando sea escaso y no dure mucho, no es motivo de preocupación. Es conocido como "sangrado de implantación".
  • Ocurre después de alguna prueba o examen vaginal y tras mantener relaciones sexuales. Este traumatismo en el cuello uterino puede provocar un ligero sangrado provocado por los cambios que suceden durante la gestación: el aumento del riego sanguíneo en la zona de la cérvix. No es necesario consultar al médico.

  • Durante las primeras semanas de embarazo, un sangrado abundante (como una regla) pero sin dolor abdominal, puede deberse a una acumulación de sangre en el interior de la cavidad endometrial. Este hematoma uterino suele desaparecer haciendo reposo el hematoma se reabsorbe y las pérdidas desaparecen.

Pérdidas de sangre más preocupantes

  • Sufrir pérdidas de sangre más abundantes (como una menstruación) puede ser una señal de aborto espontáneo. Van acompañadas de cólicos abdominales.

  • Sangrado escaso y de color pardo pero con dolor intenso, puede ser uno de los síntomas de embarazo ectópico o embarazo extrauterino. Ocurre cuando el embrión se implanta fuera del útero, normalmente en la trompa de Falopio, y tiene muy pocas posibilidades de llegar a término. El sangrado puede aparecer varios días o semanas antes de que aparezcan los dolores.

  • Durante los meses 4 a 9, la sangre también puede estar provocado por un desprendimiento prematuro de placenta, una placenta previa, neoplasias o pólipos cervicales.

  • Las infecciones, como la candidiasis o las infecciones de transmisión sexual, aunque no tienen que ver con el embarazo en sí, también pueden provocar pérdidas en los primeros meses.

Cuándo acudir al médico

Sangrado 2

Las pérdidas de sangre son bastante frecuentes y tenerlas no significa la pérdida del embarazo. Aún así, si sufres alguna hemorragia, aunque sea muy leve, es fundamental acudir al médico y seguir al pie de la letra sus indicaciones, ya que en ocasiones pueden ser graves e indicar que algo no va bien. Evaluará el origen del sangrado realizando una exploración y una ecografía. Deberás explicarle cuánta sangre expulsaste, qué aspecto tenía y si incluía coágulos o tejido.

La clínica Mayo detalla cuándo hay que consultar, según el trimestre de gestación en el que te encuentres.

Primer trimestre (semanas 1 a 12).

  • Comenta a tu ginecólogo en siguiente visita de control si manchas la ropa interior de forma leve que desaparece en el día.

  • Acude al médico de inmediato si el sangrado dura más de un día, sea la cantidad que sea.

  • Si sangras de forma moderada a intensa, expulsas tejido de la vagina o tienes sangrado vaginal, en la cantidad que sea, acompañado de dolor abdominal, cólicos, fiebre o escalofríos.

  • Si tu tipo de sangre es Rh negativo y experimentas un sangrado porque podrías necesitar una medicación que impida que tu cuerpo produzca anticuerpos que puedan ser perjudiciales para tus futuros embarazos.

Segundo trimestre (semanas 13 a 24)

  • Con una pérdida de sangre, en la cantidad que sea, que dure más de unas horas o esté acompañado por dolor abdominal, cólicos, fiebre, escalofríos o contracciones.

Tercer trimestre (semanas 25 a 40)

  • Sangrado vaginal, no importa si es leve o abundante, o que esté acompañado de dolor abdominal.

  • En las últimas semanas de embarazo, el flujo vaginal de color rosa o con sangre puede ser un signo de trabajo de parto inminente.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Embarazo ectópico: qué es, síntomas y factores de riesgo, Signos de alarma en el embarazo: ¿cuándo he de preocuparme?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios