Compartir
Publicidad
Publicidad

Drogas y defectos congénitos en el bebé: una estrecha relación

Drogas y defectos congénitos en el bebé: una estrecha relación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El feto es muy vulnerable a todas las sustancias que le lleguen a través de la placenta, de modo que la madre ha de cuidar muy bien aquello que recibe su cuerpo. Todas las drogas afectan al embarazo negativamente, desde las más "suaves" o legales a las drogas duras. El hígado del feto es incapaz de metaforizar determinadas sustancias que le perjudican.

Por ello, incluso una cantidad o dosis pequeña de drogas pueden pasar al feto con gran facilidad y convertirse para él en una sobredosis. Veamos cómo afectan distintas drogas a la posibilidad de que le bebé nazca con defectos congénitos y con otros problemas, e incluso a la posibilidad de que se produzca un aborto.

En la Guía para la prevención de defectos congénitos, elaborada por el Grupo de Trabajo del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, se señalan las siguientes referencias a las distintas drogas ilegales que perjudican al bebé:

  • Heroína. En mujeres con adicción a la heroína (0,15%) la consulta preconcepcional es el momento adecuado para proponer la desintoxicación, si no es posible y la mujer acude ya embarazada es preferible incorporarla a un programa de metadona, pues la dexintoxicación no es conveniente realizarla durante el embarazo, ya que durante el cuadro del síndrome de abstinencia se incrementa el riesgo de parto prematuro y muerte fetal. El síndrome de abstinencia del recién nacido es parecido al del adulto, con temblores, sudoración, convulsiones, trastornos del sueño, llanto y dificultad en la succión.

  • Cocaína. Se debe proponer el abandono de la cocaína (0,23%) en el periodo preconcepcional y si no es posible antes, en el curso de la gestación ya que su consumo incrementa el riesgo de aborto, abruptio placenta, muerte fetal anteparto, muerte súbita del recién nacido y de hipertensión materna.

En el caso de las drogas de uso por vía intravenosa, unido a los efectos del tóxico se asocia el riesgo de contraer infecciones víricas por el uso de jeringuillas y agujas contaminadas.

Drogas y embarazo
  • Marihuana. Puede producir abortos, prematuridad y muerte intrauterina del feto (esto se ha comprobado en animales). En los hijos de madres consumidoras de esta droga se ha comprobado una mayor incidencia de alteraciones de la visión y del comportamiento.

  • Anfetaminas. Pueden producir malformaciones cardiacas, labio leporino, y trastornos en su desarrollo psicomotor.

  • Drogas de diseño. Éxtasis vegetal y Especial K son variantes y mezclas sintéticas de las anfetaminas y producen el mismo tipo de complicaciones. En el año 1998 el Servicio de Información Teratológica de Holanda publicó un estudio prospectivo en embarazadas (0,06%) confirmando estos efectos.

Como vemos, es primordial que una mujer con problemas de drogadicción busque la ayuda preconcepcional, pues cuanto antes se libere el cuerpo de las sustancias perjudiciales, más probabilidades habrá de que el embarazo se produzca y llegue a buen término.

Por supuesto, las drogas no son la única causa por la que un bebé puede nacer con problemas, de modo que os recordamos todo lo que podemos hacer para llevar un estilo de vida saludable y prevenir los defectos congénitos en el bebé.

Fotos | iStock
Vía | MSSI
En Bebés y más | ¿Cómo afectan las drogas al embarazo y al bebé?, ¿Qué le pasa al esperma de los hombres que consumen marihuana?, Efectos de las drogas duras en el feto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos