Compartir
Publicidad

Asocian el consumo de pescado en el embarazo con la obesidad infantil

Asocian el consumo de pescado en el embarazo con la obesidad infantil
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Numerosos estudios se han dedicado a investigar los efectos del consumo de pescado durante el embarazo en la salud del bebé, pero sus resultados son bastante contradictorios, por lo que es importante estar bien informada sobre el consumo recomendado.

Por un lado, resaltan sus ventajas y afirman que el consumo regular en el embarazo tiene beneficios para el cerebro y protegería contra el autismo, mientras que por el otro conocemos conclusiones como la publicada en la revista JAMA Pediatrics, que asocia el consumo de pescado en el embarazo con la obesidad infantil.

Leda Chatzi, investigadora de la Universidad de Creta (Grecia), junto a otros investigadores, analizó los datos de 26.184 mujeres embarazadas y sus hijos en estudios de cohorte europeos y americanos, y realizaron un seguimiento de los niños hasta la edad de 6 años.

El promedio de la ingesta de pescado durante el embarazo varió entre las áreas de estudio con un rango de 0,5 veces por semana en Bélgica hasta 4,45 veces por semana en España (las mujeres españolas siguen siendo las más contaminadas de Europa). El alto consumo de pescado se fijó en una ingesta de más de tres veces a la semana, mientras que la baja ingesta de pescado era una vez a la semana o menos y el consumo moderado se estableció entre más de una vez, pero no más de tres veces a la semana.

De los niños, 8.215 (el 31%) eran de crecimiento rápido desde el nacimiento hasta los dos años de edad, mientras que 4.987 (el 19,4%) y 3.476 (el 15,2%) eran niños con sobrepeso u obesidad en edades de 4 y 6 años, respectivamente.

Las mujeres que comían pescado más de tres veces por semana cuando estaban embarazadas dieron a luz a niños con valores de índice de masa corporal (IMC) superior a los 2, 4 y 6 años de edad en comparación con las mujeres que comieron menos pescado. La magnitud del efecto de la ingesta de pescado fue mayor en las niñas que en los niños.

El consumo elevado de pescado de la madre durante el embarazo se asoció con un mayor riesgo de un rápido crecimiento desde el nacimiento hasta los 2 años y con un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad para los niños en edades comprendidas entre los 4 y los 6 años, en comparación con el consumo de pescado de la madre durante el embarazo de una vez a la semana o menos.

Según los expertos, "la presencia de contaminantes ambientales en el pescado podría proporcionar una explicación para la asociación observada entre el alto consumo de pescado en el embarazo y el aumento de la adiposidad infantil".

Pescado en el embarazo, elige el más pequeño

pescado-embarazo-obesidad

El pescado es un alimento muy beneficioso para la embarazada por su alto contenido en omega-3, un ácido graso esencial para un completo desarrollo y funcionamiento del cerebro humano. Se les recomienda consumir una amplia variedad de pescados, evitando consumir las especies más grandes, que son las más contaminadas con mercurio, cuyo consumo debe limitarse.

Entonces, ¿qué pescados comer en el embarazo?. En general, los pescados más pequeños, que son los que acumulan menor cantidad de mercurio, y siempre cocinados (para evitar la infección por anisakis) como el atún blanco (y atún en lata) o el salmón, las sardinas, los arenques, la caballa, boquerón o bocarte, salmonete, anguila, jurel o chicharro común, verdel, palometa, trucha marina, cazón…..

¿Qué cantidad de pescado consumir?

La Agencias Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas en inglés) emitió recientemente un dictamen científico que respaldaba un consumo semanal de entre 150 y 600 gramos de pescado durante el embarazo.

En líneas generales, se recomienda no exceder las tres raciones semanales y evitar las especies de mayor tamaño.

Vía | JAMA Pediatrics
En Bebés y más | Comer pescado en el embarazo mejorar la capacidad intelectual de los hijos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio